Ruta 87. Octava Temporada, 2017/18: “Bosque de Peloño” – 11/11/17

P1260918

Buenos días/tardes/noches, mozos y mozas, Babelianos y Babelianas:

Sí, lo sé… Lo sé… Sé que os tengo muy abandonados y que quizás alguien eche de menos las Crónicas de anteriores Rutas, pero el tiempo es el que es y tengo el que tengo así que uno no siempre puede hacer todo lo que quisiera. Y estas cosillas (Correos sobre las Rutas, selección y montaje de Fotos, Vídeos, Blog, etc aunque parece que no también requieren y llevan su tiempo).

Bueno, pues sin más “dilatación” vamos allá con la Ruta que lleva por nombre “en Otoño, en Otoño… Sol-ete nos ha enseñado…¡El Bosque de Peloño…!” ;-)

Antes de comenzar con la Ruta en sí comentar que el tema se nos está “yendo de las manos”. El Grupo no para de crecer y de crecer y para “colmo” se ve que esta Ruta tuvo mucho gancho y/o os la vendimos muy muy bien porque el éxito ha sido arrollador. Durante el tiempo que estuvo abierto el periodo de inscripción, me comenta el CQALPHPLDR (Comité que Apunta a Las Personas Humanas Para Las Diversas Rutas) que llegamos a tener picos de 100 personas en Lista. Luego se ve que la gente viendo los días de lluvia que tuvimos a mitad de semana se echó para atrás. Hubo gente apuntada que se borró, otros que finalmente se apuntaron y entre unas cosas y otras al final el número total de personas que fuimos a la Ruta fue de 80.

Algun@ se preguntará para sí mism@, consigo mism@ y para sus adentros:

«a ver José Manuel…, ¡alma cántara…!, ¡criaturilla de dios…!, que los Autobuses llevan 54, 55, 57 personas… si me apuras y coges uno más grande unas 60 personas… asín qué, ¿ande coñ# habéis metido a 80 personas si no caben en un Bus…?».

Pues eso, que como no cabían en un Bus esta vez hemos tirado la casa por la ventana y hemos llevado…¡2 Autobuses…!.

Ahora que no nos oye nadie comentar que los que organizamos todo este “tinglao” estábamos un poco “acojonad@s”. El hecho de llevar 2 Autobuses impone un poco-mucho. Tened en cuenta que hay que controlar la inscripción y cobro de toda la gente, controlar que luego la gente no se borre a última hora y no haya pagado y palmemos dinero por no cubrir las Plazas del Bus y luego el día de autos hay que estar pendientes y controlar a todo ese “rebaño”: ¡80 personas…!. Pero bueno, era algo inevitable y ya estaba todo en marcha, así que solo quedaba “rezar” y esperar que todo fuera bien.

Ahora sí que sí,  sin más “dilatación” vamos allá con la narración de la Ruta en sí. ;-)

Como siempre el día empezó a golpe de despertador, aunque esta vez realmente no fue así porque desperté bastante pronto y no me hizo falta la ayuda del despertado. Aproveché para desayunar y ver la tele un rato tranquilamente antes de salir rumbo a la Escuela y coger todos los bártulos. Cuando salí de casa por el camino me encontré a Pepe, Sara (que esta vez afortunadamente para ella nos pudo acompañar después de mucho tiempo) y a unos amigos de ellos. Cuando llegamos a la Escuela, era todavía un poco pronto y los Buses todavía no habían llegado aunque sí que había gente ya esperando. A los pocos minutos por fin llegaron los Buses y el resto de la gente. Comentar y destacar que esta vez todos fuimos todos bastante puntuales, así que la salida no se retrasó demasiado.

Como os decía llevamos 2 Buses: el habitual y luego otro que creo que tenía unas 30 Plazas. Casi todos los “veteranos” nos fuimos en el Bus habitual y el resto de la gente (aunque algún veterano también) fue en el Bus más pequeño. En el Bus grande llevamos como conductor a Corsino (que ya nos acompañó más veces) y el nombre del otro conductor si os soy sincero no lo recuerdo.

Como siempre para despertar y amenizar el viaje íbamos con música de fondo puesta e intentando cantar todas las canciones. Bueno, cantar cantar todas las canciones a lo mejor va a ser que no, ¡pero los estribillos y el “lá lá lá” los bordamos! ;-)

La parada prevista para desayunar fue “Benidorm”. Sí, sí como lo oís: os llevamos a “Benidorm” (es lo que tiene estirar el presupuesto…). Vale, vale: “Benidorm” es el nombre el Bar que está sito en Villamayor. Previamente Sol-ete les había llamado avisando que 80 personas íbamos a ir a desayunar allí y que íbamos ávidos de Pinchos y Cafeína, sobre todo Cafeína para acabar de despertar y cargar las pilas. Pese a que éramos un Grupo bastante grande nos atendieron bastante rápido y con bastante eficiencia. El surtido de Pinchos era bastante amplio y yo esta vez me desmarqué un poco de mi línea habitual: opté por Café Mediano y para el Pincho, no sé porqué, opté por uno de Tortilla de Bonito compartiendo mesa durante el desayuno con Belén la de Pedro y Pedro el de Belén.

Después de desayunar y echar el cigarro mañanero antes de subir al Bus fui al Servicio y para mi sorpresa vi que había una cola bastante importante. Pese a haber los 2 Servicios, de Hombres y Mujeres, las mujeres de la cola no me dejaron pasar y me hicieron guardar cola ya que decidieron hacer uso también del baño de Caballeros, así que tocó esperar un ratito. :-(

Una vez desayunados, fumados, meados y demás “-ados” de nuevo al Bus, cada uno al suyo y a proseguir Ruta. Antes de que se me olvide comentar que la pobre Sol-ete hizo el viaje en los 2 Buses: cuando salimos de la Escuela primero fue en el Bus más pequeño aprovechando para dar la bienvenida a los nuevos y cobrar y luego después del desayuno se vino para nuestro Bus para acabar de cobrar a la gente que faltaba (¡y es que la pela es la pela…!)

El tramo de carretera previo a la llegada tuvo alguna curva un poco “puñetera” para un Bus grande (de hecho el conductor antes de salir de Oviedo no tenía muy claro que el Bus pudiera llegar hasta allí). Por fortuna con un poco de habilidad y pericia por parte de Corsino no tuvimos demasiado problema y pudimos llegar a nuestro punto de comienzo de la Ruta sin problemas: San Juan de Beleño.

Antes de comenzar a caminar y como siempre, reajuntamos a las 80 personas para hacernos la Afoto de Grupo de rigor e increíblemente pudimos plasmar a las 80 personas en la afoto. Una afoto de Grupo bonita y curiosa: parecemos una especie de “Coro” con la vista de las montañas nevadas al fondo. ¡Afoto chula si señor! (hemos tenido afotos de Grupo con cosas de fondo bastante peores…)

Climatológicamente hablando creo que todos nos llevamos una más que agradable sorpresa. Pese a los días de lluvia previos, tuvimos la gran suerte de pillar un día con Sol y muy luminoso. La estampa durante la Ruta era chula no, ¡lo siguiente!. Si al día de Sol le añadimos además la bellez y singularidad del Paisaje con las Montañas nevadas, las nubes sobre las Montañas y las diferentes tonalidades otoñales de árboles, praos, etc la verdad es que fue un cóctel perfecto. Como podréis suponer hubo afotos a tutiplén.

A menos de media hora del comienzo de la Ruta se encontraba un tramo bastante largo con un camino todo de madera que nos llevaba a un espectacular mirador, punto de obligada visita para disfrutar más todavía del Paisaje y hacer más y más afotos…

P1260970

Yo, como viene siendo habitual, iba en el “furgón de cola” o dicho de otra forma el último vamos… acompañado de nuestra Apañera Montañera (como yo le llamo) Éncar. Y no, no seáis mal pensados: no vamos los últimos porque caminemos más lentos sino que vamos los últimos para velar del rebaño y que no se nos quede nadie rezagado. Bueno, a lo mejor también influye el hecho de ir los últimos a que nos gusta disfrutar del Paisaje y de la Ruta con tranquilidad y hacer afotos a tutiplén, ¡que las prisas no son buenas!. La cabeza del pelotón nos debía sacar bastante ventaja (porque es que hay gente que camina y camina y sigue caminando como si no hubiera mañana…)

Ese primer tramo de la Ruta era bastante fácil-cómodo de realizar. Pese a haber partes “tó-pa’rriba” las cuestas no tenían demasiada pendiente. Durante el camino había algún tramo con barro y alguna zona de agua-charcos (consecuencia de la lluvia durante los días previos) pero nada importante. De hecho si no fuera porque había llovido los días previos es una Ruta cómoda de hacer y que da opción a hacerla con Playeros.

El comienzo de la caminata fue en torno a las 12:15 y la idea inicial era arrejuntarnos todos e intentar comer todos juntos, cosa que más o menos conseguimos. Bueno, vale, vale… cuando yo llegué para comer, en torno a las 2:30 algunos ya estaban con el Postre y otros directamente ya habían acabado de comer pero estuvimos allí todos juntos y sentados en el Prao un buen rato. El entorno para comer no podía ser mejor: buen tiempo, buenas vistas, buena compañía y risas, muchas risas. Durante la comida aproveché para pedirle a nuestro compañero José Alfonso una Batería de repuesto para mi Cámara, ya que aunque las había puesto a cargar el día antes se me olvidaron en casa. :-(

Yo creo que todos estaremos de acuerdo en que el segundo tramo de la Ruta, que comenzaba después de la comida, fue bastante más “puñetero” que el primer tramo. Este segunda parte comenzaba con un tramo de pista (tramo asfaltado con cemento) pero con bastante bastante pendiente que pese a ser “tó-pa’bajo” era como digo puñetero puñetero. Había que ir despacito y controlando porque resbalaba un poco. Durante el descenso había que ir evitando también los tramos en los que había hojas sobre el suelo ya que al estar mojadas hacían que resbalaras más si cabe todavía.

Este tramo tenía unas vistas igual o mejores que el tramo de antes de la comida, aunque quizás eso sí con más árboles y más frondosos lo que conllevaba que había más zonas de sombra. Afortunadamente como el Sol nos acompañó durante todo el camino resultaba cómodo caminar, pero esa parte mucho me temo que en un día de frío o lluvia tiene que ser, valga la rebuznancia, bastante bastante frío con tanta sombra.

La dificultad del descenso era simplemente la pendiente, gran pendiente en algún punto,  que había y el hecho de tener que ir frenando-cargando el peso del cuerpo con lo cual sufrían un poco más las rodillas. Yo por suerte me acordé de llevar la rodillera y no tuve demasiado problema. Pero otro pequeño problemilla del descenso es el hecho de que la puntera del pie te va rozando con la bota y a veces puede resultar bastante molesto (y sino que le pregunten a nuestra Apañera Montañera Éncar…). Durante buena parte del camino más que caminar y/o descender  parecía que la pobre Éncar le iba haciendo un homenaje a “Chiquito de la Calzada” por la peculiar forma de caminar debido al roce de las botas: llevaba los pies hacia adelante, el cuerpo hacia atrás y adoptando unas poses un poco raras y caminando despacito… Si hubiera movido un poco los brazos mientras descendía y hubiera hecho el descenso al grito de “al ataque…fistro… pecador de la pradera” hubiera sido Chiquito tal cual.

Nota: por cierto como todos sabéis Chiquito tristemente nos dejó ayer, así que nuestro más sentido recuerdo para él esté donde esté y para su familia. ,-)

Además, el look de Éncar resultaba bastante peculiar. Llevaba el pelo recogido con una suerte de pañuelo a modo de diadema lo cual producía un peculiar efecto visual: al verla uno dudaba de si llevaba coletas, o si era un claro guiño a Bob Marley como decía Carlos…. (aunque a mí por momentos cuando se le enredaba más el “pañuelo-diadema” en las orejas también me recordaba a la Dama de Elche…)  (risas) XD

Sea como fuere lo que está claro es que el pañuelo-diadema de Éncar marcó tendencia y tuvo gran aceptación (y si le diéramos suficiente difusión a la foto podría hasta llegar a ser Trending Topic Mundial en Twitter…) XD

Total que la pobre Éncar llegó un punto en el que antes de quedarse sin uñas-dedos-pies optó por cambiarse de Calzado y ponerse los Playeros, tras lo cual pudo caminar mucho más cómodamente finalizando así su momento “Chiquito de la Calzada, fistro duodenar…pecador de la Pradera” XD

El último tramo era ya por carretera y bordeado en todo momento con Roca-Montaña por la cual descendía agua hasta tal punto que parecía que estuviera lloviendo (presupungo que en esa zona en Invierno se formarán unos carámbanos de hielo considerables)

Otra cosa curiosa del Paisaje en general, desde el tramo de inicio hasta el final, era la gran cantidad de “cataratas” que había y que pese a la supuesta “sequía” de Asturias por falta de la lluvia descendía bastante agua y con gran fuerza en muchos de los casos. Yo llegué a grabar un vídeo en el que se ve y además se escucha el ruido que producía la fuerza del agua durante su descenso.

La hora prevista para finalizar la Ruta y llegar al Autobús eran las 6. Y sí, sí… Éncar y yo fuimos los últimos en llegar pero eso sí: llegamos 5-7 minutos antes de la hora tope. XD

El lugar en el que se acababa la Ruta era “Puente de la Huera”, y el lugar de quedada (como no podía ser de otra forma) era en el Bar de homónimo nombre. Como íbamos dentro del tiempo-horario previsto todavía me dio tiempo a apurar una Cerveza.

A eso de las 6.15 subimos todos pal Bus (¡cada uno al suyo!) y partimos rumbo a Oviedo. El viaje de vuelta se vio amenizando con canciones/cánticos vari@s (o algo así) e incluso algún que otro Baile con coreografía incluida en el Pasillo del Bus. Por contra, alguno y alguna aprovecharon el viaje de vuelta para echar una cabezadita (y los más malos aprovechamos para hacerles afotos mientras dormían…) (y es que alguno casi casi que ya roncaba y todo…)

El viaje de vuelta duró hora y tres cuartos, pero pese a lo largo que era el hecho de ir entretenidos sin duda contribuyó a que se nos hiciera mucho más corto. ;-)

Tras despedidas varias y demás el sector más “rebelde” o “Grupo de Resistencia” nos fuimos a El Acebo. Que como todos sabéis es nuestro lugar de encuentro para nuestro debate filosófico-literaro-cultural-erótico-festivo que venimos haciendo después de cada Ruta. Esta vez se pusieron sobre la mesa varios temas candidatos para debatir resultando finalmente como tema elegido para el Debate: “El Adopcionismo” (ya sabéis, esa teoría-doctrina que defiende que Jesús era un ser humano, elevado a categoría divina por designio de Dios por su adopción…) Y claro como debatimos tanto tanto tanto pues la garganta se nos quedaba seca y aprovechamos para “rehidratarnos”. Bueno, vale… no os podemos engañar: no hubo debate literario-filosófico-cultural ni leches pero rehidratarnos sí que nos rehidratamos y por supuesto nos echamos unas buenas risas. Y hasta ahí puedo leer porque como viene siendo tradición existe una norma no escrita según la cual: lo que pasa en El Acebo se queda en el Acebo…(risas) XD

Resumen-conclusión: un gran día con buen tiempo, una Ruta chula chula, con gente: mucha gente y sobre todo buena compañía y buen humor. ;-)

Y sí, el Grupo no deja de crecer y crecer…  lo cual no sabemos si es bueno o malo. Quizás habrá que poner algún filtro de cara a admitir nuevos miembros y miembras. No sabemos si pedir un Certificado que justifique y acredite que l@s nuev@s no tienen antecedentes penales y/o un Certificado Psicológico que demuestre que están en pleno uso de sus Facultades mentales o simplemente llevarles a El Acebo para someterles a algún Examen-Prueba Psicotécnica sobre la marcha mientras nos “rehidratamos”…

Lo de llevar los 2 Buses me da a mí que ha sido algo puntual que no repetiremos por la responsabilidad que conlleva. Como decíamos lo de esta Ruta ha sido una locura: venga y venga a apuntarse gente y gente y más gente. Si seguimos teniendo tantas peticiones para cada Ruta y ponemos “números clausus” para apuntarse y viendo el éxito que tenemos va a llegar un momento en el que va ha haber incluso tráfico-reventa-especulación de/con las Plazas para el Bus…Habrá gente que reserve y pague  2-3 Plazas a 10 Euros Plaza y que luego las venda en la reventa a 10,50 Euros Plaza… XD

Muchas gracias a todos los que nos habéis acompañado un día más y gracias a todos por contribuir a que el día, pese a los temores y responsabilidad de llevar los 2 Buses y 80 personas,  saliera perfecto. ;-)

A los nuevos daros las gracias por acompañarnos y daros también nuestra más sincera bienvenida. A los veteranos-habituales que no nos pudieron acompañar deciros que os echamos de menos mucho mucho. :-(

GRACIAS & SALUDETES. ;-)

José Manuel.

Pd. Espero que nuestra Apañera Montañera Éncar conserve hoy domingo todos los dedos de sus pies con sus respectivas uñas ya que ayer la pobre lo pasó un poquito mal. Supongo, tal y como decía, que al llegar a casa los habrá metido en agua caliente y sal… (risas) XD

Pd. 2. Actualizo la info tras conversación mantenida con nuestra Apañera Montañera Éncar. Ayer el remojo de los pies lo hizo con agua, sal y aceite (no sabemos si el aceite era porque se lió entre lo de preparar la Ensalada pa cenar y sus Pies…)  El estado de Éncar hoy a las 4 de la tarde es: pies con dolores en general, uñas de color grisaceo, latidos en las uñas de los pies y como efecto colateral agujetas hasta en las costillas. Además se prevé que para mañana empeore la situación. Desde aquí te deseamos todos una pronta recuperación y esperemos que tus dedos de los pies y las uñas recobren su forma y color originales lo antes posible. Si podemos hacer algo por ti no dudes en comunicárnoslo. ;-)

Ruta 81. Séptima Temporada, 2016/17: “Cotobello – Collanzo” – 29/04/17

CotoBello- (33)

Hola Babelianos y Babelianas, buenos días/tardes/noches nos dé dios:

A continuación vamos allá con lo que dio de sí nuestra última Ruta, que lleva por nombre desde Cotobello a Collanzo.

Pues esta vez podría empezar diciendo que el Sábado empezó con el estridente sonido del despertador pero no, esta vez no: yo le gané al despertador y me levanté antes de que sonara. Me dio tiempo a prepararme y desayunar tranquilamente. Cogí los bártulos y me dispuse a subir hacia la Escuela con tan buena suerte que me encontré por el camino a Luis y Carmen, con lo cual me ahorré un trozo de cuesta. ¡Gracias chicos! ;-)

Cuando llegamos a la Escuela ya estaba el Bus y había ya buena parte del Grupo ya esperando. Esta vez nos volvió a acompañar el AutoBusero “suplente”: Corsino.

La idea, tal y como os comentaba por Correo era celebrar la “Feria de Abril”. En mi caso como no era plan salir de casa “caracterizado” y subir con esas trazas por toda la cuesta de El Cristo me “caractericé” al llegar al Bus. Podemos decir que iba “arreglad@ pero informal….” (risas)

Como nota “negativa” dar un tirón general de orejas al Grupo: sois cada vez más sosainas. Ni un triste sombrero andaluz, nada de faralaes, ni siquiera un clavel reventón…. Nada, de nada, de nada…¡quién os/nos ha visto y quién os/nos ve! Pero bueno, no pasa nada: lo mejor estaba por llegar….

Cuando subimos al Bus le entregamos a Corsino un CD con Sevillanas para amenizarnos la travesía. Y entre charla y charla, entre fandango y fandango y bulería bulería («tan dentro del alma mía…», que diría Bisbal) llegamos al que sería nuestro primer punto de parada que como no podía ser de otra forma sería para tomar nuestra dosis de cafeína, pincho y/o fruslerías varias. En este caso el punto de parada fue MOREDA. Para desayunar nos desperdigamos en varios bandos. En mi caso no sé si por comodidad y/o por inercia opté por desayunar en el Bar que nos pillaba más cerca. Era un típico Bar de pueblo de toda la vida con la típica camarera de Bar de pueblo de toda la vida. El Bar de Maruja  se llamaba (de Maruja BAYÓN, para más señas). Por cierto, el nombre de Maruja le venía ni que pintao…

Pues bien, al entrar al Bar de Maruja en la pequeña terraza que tenían fuera había un hombre que al vernos entrar se quedó un poco como en estado de “shock”. Bueno, vale, vale… lo reconozco: no fue al vernos entrar sino que fue al verme entrar a mí con aquellas trazas.  A partir de ahora cuando hable de y/o quiera referirme a este hombre en cuestión lo haré como “el hombre en estado de shock“.  Pues bien, “el hombre en estado de shock” se me quedó mirando de arriba a abajo, como si estuviera haciéndome una “radiografía” y tal y como su nombre indica digamos que estaba en un estado mezcla de shock-asombro-sorpresa-confusión mental-catalepsia, etc, etc, etc. Total que el hombre se dirigió  a mí y me dijo: «lo siento, pero no lo he podido evitar» y acto seguido me dio la mano y me saludó efusivamente.

Ya por fin dentro del Bar opté por el clásico y socorrido desayuno de Café Mediano + Pincho de Tortilla. Me senté en una mesa junto a Pedro (el de Belén) y junto a Belén (la de Pedro). Mientras estábamos desayunando vino de nuevo “el hombre en estado de shock” y se plantó allí de pie frente a mí, se me quedó mirando y de nuevo me saludó efusívamente dándome un fuerte apretón de manos. Tuve que aclararle a Belén que yo a ese hombre ni le conocía de nada ni le había visto en la vida. Cuando acabé de desayunar salí fuera a fumar y estábamos charlando un montón de gente del Grupo formando una especie de círculo. Pues bien, “el hombre en estado de shock” ni corto ni perezoso se puso allí de pie junto a nosotros a la izquierda de Carlos como si nos conociera de toda la vida. Carlos al verlo allí de pie a su lado quedó un poco sorprendido. A los pocos minutos “el hombre en estado de shock”, al que no parecía interesarle para nada nuestra conversación (o quizás ni se enterara de qué estábamos hablando) de nuevo se me quedó mirando de arriba a abajo y sacó su móvil. Yo adelantándome a lo que suponía me iba a pedir-preguntar le dije: «si sí, no te preocupes que me hago una foto contigo…» Así que dicho y hecho, no sé si hice bien o hice mal me hice una foto con “el hombre en estado de shock”. Luego charlando con Carlos creo que a los dos nos había quedado claro que “el hombre en estado de shock” debió salir el viernes noche y todavía no se había acostado porque estaba en un estado un poco peculiar y quizás tuviera una visión distorsionada de la realidad (risas). Parecía que se hubiera pasado una semana loca de fiesta y sin dormir en Ibiza… XD

Yo creo más bien que “el hombre en estado de shock” al verme con aquellas trazas debió pensar que estaba teniendo visiones-alucinaciones y que debió pensar incluso plantearse hasta en dejar la bebida y maldecir el puto “garrafón” y abandonar su loco estilo de vida… De hecho quizás cuando leáis estas líneas seguro que ese hombre en estado de shock ya ni se acordará de mi persona.  Y mucho menos se atreverá a contarlo a sus amigos porque le tacharían de loco. No obstante en esta ocasión tiene a su favor la foto que me hice con él. Pero se me antoja que cuando vea esa foto en estado de plena consciencia igual incluso va a ser peor porque “el hombre en estado de shock” va a comenzar a maquinar y a preguntarse: «¡qué heavy, qué heavy, qué heavy…!, ¡vaya peo que me pillé yo ayer…!, ¡qué coño bebí yo ayer y cómo coño acabé en Sevilla porque no me acuerdo de nada…!»

En fin estoy seguro que no me estará leyendo pero si fuera el caso un saludo desde aquí para “el hombre en estado de shock” (risas)

También comentar que durante el rato ese que estábamos allí charlando afuera en la calle, frente al Bar de Maruja, otro hombre que entraba a otro Bar que había allí cerca casi se come la puerta al quedarse mirando para mí. Frente a nosotros también teníamos un Centro de Salud y había unos médicos que debían de ser del SAMUR que entraban con su maletín en mano y también fliparon al verme vestido con aquellas trazas…Hasta la propia Maruja se dirigió a mí para decirme que yo estaba muy “guap@”. Le iba a contestar un “¡gracias corazón!” y darle dos besos pero yo que soy una persona prudente opté por contestarle con un simple “gracias”.  Por cierto la señora Maruja era una señora bastante “peculiar” (risas)

Tras la pausa en Moreda subimos de nuevo al Bus y  continuamos Ruta hasta el que sería nuestro punto de Partida: COTOBELLO. Comentar que por fortuna y pese a los pronósticos más pesimistas el día pintaba muy bien, climatológicamente hablando. De hecho yo comencé la Ruta en manga corta (y me hice toda la Ruta en manga corta) Incluso podría haberla hecho perfectamente con unas Bermudas bajo el vestido (¡qué mal suena eso, jajaja!)

El recorrido que nos tocaba hacer era el siguiente:

image

Como veis la Ruta no parece demasiado difícil, al menos a nivel teórico y asín vista sobre el papel, aunque algún pequeño tramo de los “tó pa’bajo” era un poco “toca coj**es”…

Nos hicimos la consabida afoto de Grupo y sin más comenzamos a caminar. Lo dicho, Ruta bastante asequible aunque para empezar, y para variar, con algún pequeño tramo de cuesta tó pa’rriba pero facilita. El camino pese a no estar señalizado propiamente dicho sí que era bastante intuible ya que había pistas bastante anchas y definidas. La única “pérdida” era coger un camino más largo o más corto y rodear más o rodear menos. Pero ya sabemos que al final todos los caminos llevan a Roma.

El caso es que llegó un punto en que los Expertos del Grupo en “RCSAC” (Rutas, Caminos, Senderos, Atajos y Caleyas) nos comentaron que los que quisieran ir al Pico “La Texera” debía seguir el camino de arriba y los que no debían tirar por el camino de abajo. Yo en ese momento iba con Mapi y todavía no sabemos muy bien ni cómo ni por qué acabamos yendo por el camino de arriba para subir al Pico. Como dice Mapi creo que nos pillaron con la “defensa/guarda bajá” y se aprovecharon de nosotros y nos engañaron para caminar hasta el Pico. (Eso o nos echaron “droja en el Cola Cao”, en nuestro caso en el Café)

Pesé a que algunos estuvimos a punto de tomar un camino “alternativo” y ni ir ni con los de arriba ni ir con los de abajo nuestro compañero y sin embargo amigo Ángel nos guió y nos recondujo para con el resto de la manada.  ;-)

Como decía el día climatológicamente hablando era bueno, más que bueno casi casi perfecto sobre todo para caminar. Era un día bastante luminoso, con Sol y encima había algo de viento-brisa lo cual a la hora de caminar se agradecía un montón. Gracias a ese buen tiempo pudimos disfrutar de la Ruta en su máximo esplendor y divisar un bonito paisaje y ver los diferentes Montes, Picos y Montañas que había a nuestro alrededor. Un paisaje sin duda espectacular. Además resultaba paradójico tener un día tan bueno, caminar por un terreno perfectamente seco pero tener allí cerquita, casi casi al lado, Montañas nevadas. Por el camino que nosotros seguíamos se podían ver pequeños restos de nieve, neveros, que eran casi casi aneSdóticos. Eran bastante pequeños y tan sólo podían verse en algunos de los recovecos más sombríos. Evidentemente con ese día y con esos paisajes pudimos hacer fotos a tutiplén y fotografiar todo lo habido y por haber.

Por fin llegamos al punto en el que tocaba subir al Pico. Gracias a los sabios consejos de Ángel optamos por dejar las Mochilas allí en una pequeña explanada antes de subir ya que el camino hacia el Pico era bastante angosto y lleno de maleza y de esa forma pudimos subir más cómodamente. Yo para no andar quitando el vestido opté por “anudarlo” y hacerme una suerte de “recogido” para no engancharlo entre la maleza. Cuando llegamos arriba vi que había un montón de gente que ya estaba comiendo el Bocata. Estuve a punto de decirles que qué hacían comiendo ya el Bocata si todavía era la una y media pero por suerte antes de hablar me di cuenta que aquella gente, que eran como unas 20 personas o más NO eran de nuestro Grupo… El caso es que esa gente al verme coronar el Pico y llegar así vestido, “arreglado pero informal”, como que alucinaron un poco, jajaja. Incluso alguien de ese Grupo me preguntó que qué apuesta había hecho y perdido para ir de aquella guisa por el Monte (risas…) XD

Una vez disfrutado de las vistas desde el Pico otra vez tocaba bajar y continuar Ruta. Y así sin darnos cuenta y entre fotos, risas y disfrute del paisaje nos dimos cuenta que con la tontería eran ya las tres y media… así que optamos por pararnos a comer en un pequeñito prao-explanada que encontramos. Mapi desplegó su chubasquero a modo de mantel y para evitar que yo tuviera que pagar luego tintorería para el vestido me invitó a compartir chubasquero-mantel. Así, allí sentados junto con el resto de gente que nos acompañaba en ese momento, comimos el Bocata divinamente. Para estar más cómodos todavía Mapi tuvo la genial idea de que nos sentáramos “espalda contra espalda” (y no, aunque lo parecía no estábamos enfadados….) Después del Bocata y aprovechando los Rayos del Sol y que estábamos “tan agustito” (que diría Ortega Cano) aprovechamos que estábamos espalda contra espalda para darnos un masaje lumbar-vertebral espalda contra espalda. Ese masaje vertebral dio lugar a que Adi captase una bonita estampa  con su móvil de ambos dos en pleno “extásis post masaje vertebral”. Estábamos allí tan agustito y tan relajados que a mí hasta se me llegó a dormir la pierna con lo que me costó un poco volver a incorporarme y ponerme de pie.

Tras la Comida proseguimos Ruta, tranquilamente y disfrutando del paisaje. Hubo un momento en que cayeron cuatro gotas (casi casi literalmente) pero por fortuna todo quedó en un pequeño “amago de” y el buen tiempo siguió acompañándonos durante todo el camino.

Cuando llegamos al “pueblo ese de los Orcos” (vale, vale… se llama Conforcos pero como nunca me acordaba del nombre siempre le llamaba “el pueblo ese de los Orcos”) vimos que había un Bar. De buena gana hubiéramos parado a tomar una cervecita pero temimos que el tiempo cambiara y comenzara a llover y decidimos proseguir Ruta. Seguimos caminando y llegamos al que supongo que sería el pueblo de “Llamas” que transcurría en gran parte sobre la senda de un río. Nos paramos a ver una pequeña Iglesia que había y a descansar un poquito. Tuvimos tan buena suerte que cuando estábamos dentro de la Iglesia llegó una Furgoneta pitando. Era “el camión de los helados”. Asín que ni cortos ni perezosos nos fuimos a comprar el típico helado de Cucurucho. A mí me podía más la sed que el helado así que opté por comprarme un botellín de agua (que casi casi me bebí de un trago) Tras ese pequeño momento pausa-refrigerio dimos el último empujón final para llegar a nuestra meta: COLLANZO.

Cuando llegamos al pueblo, a COLLANZO, casualmente vimos que el resto del Grupo que había llegado antes que nosotros nos estaba esperando en un…. (como no podía ser de otra forma) en un BAR. Bueno, en realidad en dos Bares, uno enfrente del otro. Allí estaban todos tan cómodamente rehidratándose con Sidra y Cerveza, sentaditos en la terraza. Cuando yo llegué nuestra compañera y sin embargo amiga Elena Moro me obsequió con un vaso de Sidra (¡qué me supo a gloria, fresquita fresquita…!) Yo también opté por rehidratarme y me pedí una Cerveza que degusté cómodamente en la Terraza. Como ya estábamos todos juntos y nuestro autobusero de guardia, Corsino, ya nos estaba esperando, subimos al Bus (a eso de las seis y cuarto) y emprendimos viaje rumbo a Oviedo.

A modo de resumen podemos decir que afortunadamente y gracias doña Climatología pudimos disfrutar de una excelente Ruta, con excelentes vistas y con lo mejor de todo: vuestra EXCELENTE COMPAÑÍA. Pese a que hubo gente que se dio de baja antes del viernes (no sabemos si por cobardía ante las amenazas del tiempo o por incompatibilidad en sus Agendas)  y hubo ausencias a las que echamos en falta, al final éramos más de 40 personas en el Bus. Sin hacer de menos a nadie hubo una ausencia que se hizo notar especialmente y a la que creo que todos echamos en falta: a nuestra compañera y sin embargo amiga SOL-ETE que por voluntades ajenas a su causa (o viceversa) finalmente no nos pudo acompañar.

Por cierto, gracias desde aquí a Lysbeth y a Lucía por hacer las funciones de Sol-ete a la hora de cobrar en el Bus. ;-)

Al llegar a Oviedo, y como no podía ser de otra forma, un nutrido y “selecto” (risas) grupo de gente nos fuimos a rehidratarnos….esto… a debatir….al que se ha tornado nuestro punto de encuentro y recogimiento: la Sidrería “LA ZAPICA”. Esta vez el tema a debatir iba a ser el fundamentalismo del NEOCLASICISMO sobre la razón frente al enfoque más espiritual, individualista y revolucionario del ROMANTICISMO. Y claro, ni que decir tiene que fue tan intenso y acalorado el debate que tuvimos que rehidratarnos para poder aguantarlo. Estábamos tan agustito que allí que nos tiramos unas 3 horas debatiendo y rehidratándonos tan ricamente….

Y no, no, no… no me preguntéis cuáles fueron las preguntas y puntos exactos que se trataron en el Debate porque NO os los puedo contar. Porque ya sabéis que lo que pasa en LA ZAPICA se queda en LA ZAPICA (donde por cierto, una vez más nos trataron estupendamente)

Gracias a todos una vez más por acompañarnos, por vuestra paciencia y por vuestro sentido del humor. ;-)

Nos vemos en la próxima Ruta (que ya estamos preparando).

Gracias & Saludetes. ;-)

José Manuel.

Ruta 80. Séptima Temporada, 2016/17: “Bezanes – Brañagallones” – 01/04/17

BrañaGallones- (226)

Hola Babelianos y Babelianas:

Pues una vez más vamos allá con la narración de lo que dio de sí la Ruta de ayer y que lleva por nombe “desde Bezanes hasta Brañagallones y vuelta pa’ bajo otra vez” XD

El sábado de marras empezó, como no pudo ser de otra forma, con el estridente sonido del despertador, ¡pero es lo que hay!. Ya sabemos que no apetece madrugar nunca, y menos un sábado, pero por otro parte también sabemos que ¡a quién madruga dios le ayuda! Me dio tiempo a desayunar tranquilamente, acabar de preparar los bártulos y luego a subir la consabida cuesta hacia la Escuela. Poco antes de llegar a la Escuela me crucé con Amador el cual me subió en coche evitando así un pequeño tramo de cuesta (¡qué siempre se agradecer y además le ha servido para aparecer en esta pseudoCrónica!). XD

Cuando llegué a la Escuela eran algo así como las nueve menos diez así que todavía no había casi gente. Esta vez volvió a acompañarnos nuestro autobusero Juan Carlos el cual “pilotaba” un Bus diferente. Comentar que esta vez hubo bastante gente que no nos pudo acompañar así que la Lista en esta ocasión fue más reducida de lo habitual, alcanzando un mínimo histórico que hace tiempo no conocíamos: 34 personas. Así que lo del Bus “diferente” viene a colación de que al ser menos gente avisamos para que nos mandaran un Bus más pequeño (de 37 Plazas concretamente) La verdad es que se nos hacía pelín raro ver ese Bus más pequeño A modo de curiosidad decir que el maletero para meter las Mochilas y demás lo llevaba en la parte de atrás, siendo también bastante más pequeño que el de nuestro Bus habitual.

Después de esperar los 10-15 minutos de cortesía y una vez llegado todo el mundo subimos al Bus y arrancamos por fin la jornada. Por cierto: a esas horas en Oviedo los presagios en cuanto al tiempo/climatología invitaban al optimismo: hacía una muy buena temperatura.

Otra curiosidad en este viaje fue que la representación del pueblo chino fue doble: nos acompañó un amigo de Jim, cuyo nombre español es “Federico” (aka “Chencho”)

Nuestro autobusero Juan Carlos se ve que nos echaba mucho de menos, ya que llevaba varias Rutas sin acompañarnos y se le veía con energías renovadas. Esta vez hasta incluso nos hizo de Guía Turístico, micrófono en mano, y nos iba narrando los lugares por los que íbamos pasando. Sin comerlo ni beberlo nos dio una “master class” sobre la Cuenca del Nalón y Langreo (aunque no se le veía muy imparcial al hablar de según que cosas….) Así, poco a poco entre charla y charla y anecdotarío vario de nuestro amigo Juan Carlos sobre la “cara oculta” e “historia jamás contada” de la Cuenca del Nalón llegamos sin darnos cuenta hasta nuestro primer destino/parada. Y sí: como no podía ser de otra forma paramos a por la consabida dosis de cafeína para despertar y ponernos las pilas. El lugar elegido para desayunar en esta ocasión fue el Bar “El Balcón de Redes“, en Rioseco.

En esta ocasión nuestra compañera y amiga Sol-ete (¡qué es tan eficiente y servicial ella!) incluso había llamado a la gente del Bar avisando que íbamos a ir allí a desayunar. Afortunadamente nos atendieron bastante rápido. Yo opté por el clásico desayuno compuesto por: Café Mediano y Pincho de Tortilla.  Tras la ingesta de cafeína, cigarrito postdesayuno y demás tocó subir otra vez al Bus y continuar Ruta.

En este último tramo de Ruta autobuseril la carretera era bastante peor y bastante sinuosa con lo cual uno estaba ya deseando llegar y poder bajarse del Bus. Nuestro compañero Federico (aka* “Chencho”) lo pasó un poquito mal pues el pobre iba en la parte trasera del Bus y se mareó.

Por fin llegamos a nuestro destino y punto de comienzo de la Ruta: Bezanes. Juan Carlos nos dejó en una zona del pueblo que hay habilitada como Parking. Y ahora sí que sí nos tocaba coger Mochila, Bastones y demás y comenzar a caminar sí o sí. Por desgracia para nosotros tocó coger además el Paraguas y/o Chubasquero ya que desde el minuto cero la lluvia nos acompañó. :-(

Como no podía ser de otra forma, ¿sabéis cómo empezo nuestra Ruta…?, ¿queréis saber cómo era el primer tramo…? Pues no sigáis haciendo más cábalas que ya os digo yo como empezó la Ruta… Sí: empezamos caminado tó pa’ rriba por una “inocente” cuesta, que aparentemente no era muy dura pero era contínua y cada vez íbamos ganando más y más altura y pendiente. Es lo típico que te parece que no has subido demasiado pero te paras un momento, miras atrás y hacía abajo y te dices: “joer, pues con la tontería vaya lo que hemos caminado-subido…“. Pero nada, nosotros que somos muy agradecidos y poco quejicas subimos sin protestar (risas….).

Hay que comentar a nuestro favor que la Ruta estaba perfectamente definida y era una pista muy amplia estando en varios tramos incluso asfaltada, hasta el punto de ser perfectamente posible subir en coche desde Bezanes hasta el Refugio de Brañagallones (aunque subir con el Bus iba a ser más complicado pero bueno, podíamos habérselo dejado caer a Juan Carlos, ¡a ver si colaba…!) (Sin desmerecer a Juan Carlos él no sé si lo hubiera hecho pero nuestro amigo Murias seguro que sí) (risas) xD

A la mínima que pudimos los que íbamos más rezagados aprovechamos que había un pequeño mirador y allí que paramos para beber (¡agua!) y reponer fuerzas con la ayuda de Chocolate, Frutos Secos y Fruslerías varias) Pese a que el día no era precisamente luminoso luminoso que digamos también aprovechamos la parada para hacer las consabidas fotos de rigor y contemplar y disfrutar del paisaje. Mayormente el tipo de árboles que predomina en la zona son los Hayedos, aunque también hay Robles, Fresnos y Abedules. En algunos tramos también predominaban los Acebos (los cuales son usados como refugio por los Urogallos)

Tras ese pequeño “break” para reponer fuerzas emprendimos Ruta de nuevo y esta vez con mucha más fuerza y energía que poco duró puesto que la pendiente tó pa’ rriba parecía no querer abandonarnos. Como digo no es que fuera dura la subida pero sí constante. Por una parte se agradecía el tener una buena temperatura para caminar y no tener Sol porque esa Ruta con Sol y estando todo el camino despejado, sin apenas sombras, hubiera sido mortal de necesidad…. :-(

En mi caso al comenzar a caminar cuando puse el Chubasquero cometí el “error” de ponerlo por encima de la cazadora que llevaba con lo cual tenía “más capas que una cebolla”: camiseta, sudadera, cazadora y encima el Chubasquero con lo cual llevaba una sudada y efecto “sauna” considerable. Calculo que con la sudada que llevaba pude llegar a adelgazar entre 75-100 gramos (risas).

En otro punto del camino había otro pequeño mirador en el cual había un “panel-indicador” en el que se podían ver las fotos, nombres y descripción de la diferente fauna y vegetación que había en la zona.

A pocos km de llegar al Refugio hubo gente que no se atrevió a completar la Ruta y decidió dar la vuelta, aunque fueron muy pocos. Que yo recuerde: Tomi y Susana, Jim & Federico (aka “Chencho”) y poco más. Nuestro compañero Peico a puntito estuvo de dar la vuelta ya que tuvo problemas técnicos con las botas (que estrenaba en esa Ruta y que le estaban haciendo bastante daño) De hecho, como digo, hubo un punto del camino en el que dijo que no aguantaba más y que iba a descansar un rato y dar la vuelta, así que el pobre allí se quedó y yo seguí caminando.

Mientras subíamos nos encontramos con gente de la zona y otros excursionistas que bajaban. Les preguntamos cuánto nos quedaba para llegar y afortunadamente nos decían que ya nos quedaba poco: “una hora, más o menos…”. No nos engañemos: que alguien nos diga a nosotros que nos queda una hora es para preocuparse porque eso quiere decir que lo que para la gente “normal” supone una hora para nosotros supone “hora y media e incluso dos horas” a nuestro ritmo. Pero nosotros, que somos llamémosle valientes, llamémosle inconscientes, seguimos caminando sin protestar hasta que por fin llegamos a nuestro destino: el Refugio de Brañagallones. Como no podía ser de otra forma fui el último en llegar y a falta de Éncar (que no nos pudo acompañar en esta ocasión) llegué en la compañía de Adi la cual dejó bien alto ese merecido puesto de llegar si no en última posición sí de los últimos. Pero como dice un famoso proverbio gitano «Lo que cuenta no es el destino, sino el camino que se recorre» o dicho más fiSnamente: «La felicidad no está en el destino, sino en el camino»

Justo cuando llegamos Adi y yo al Refugio se producía un curioso efecto. A las Montañas que estaban al lado (que por cierto estaban nevadas) les estaba dando el Sol con lo cual al reflejarse sobre la nieve se producía un curioso contraste con la zona sombría de la Pradera. Hicimos un montón de afotos (que todavía no he visto) así que a ver qué tal sale ese efecto en las fotos y a ver sí se puede apreciar tal y como nosotros lo vimos in situ.

Cuando finalmente entramos Adi y yo al Refugio a comer eran las tres y cuarto. No controlé exactamente la hora a la que habíamos empezado a caminar pero calculo, asín a bote pronto, que tardamos algo más de tres horas y media. Bueno, vale… quizás más cerca de las cuatro horas que de las tres y media, pero teniendo en cuenta que el recorrido alguien “normal” lo hace en dos horas y media y viendo al ritmo que caminábamos nosotros y las paradas que hicimos para hacer afotos y demás tampoco estuvo tan mal, ¿no? (risas…) XD

Al entrar al Refugio había una primera zona, que por definirlo de alguna forma podemos decir que era una especie de Porche cubierto donde había mesas para comer y luego podías acceder a lo que era el Bar en sí. Como curiosidad decir que sí querías acceder al Bar tenías que dejar las Botas allí a la entrada y ponerte una especie de “zuecos” blancos de esos de “Relax” que usan en muchos gremios como en Hospitales, Centros de Salud, etc. A mí como no me apetecía descalzarme y tampoco accedí al Bar no los usé. Ni que decir tiene que ese fue el mejor momento de la Ruta: cuando llegas al destino y te puedes sentar a comer tranquilamente tu Bocata, y además “a techo”. Para más inri en el Refugio tenían una estupenda Chimenea la cual nuestro compañero y amigo Carlos se encargó de atizar y echar leña, así que allí estábamos todos en la gloria: bocata, buena compañía y encima al lado de la Chimenea. Vamos, que si nos dan Cerveza y Sidra  y en aquel entorno nos hubiéramos pasado allí toda la tarde “…tan agustito….” (qué diría Ortega Cano).

Lamentablemente a eso de las cuatro decidimos que era una hora muy prudente para abandonar aquel cómodo Refugio y zona de confort para continuar travesía y desandar lo andado. Y sí, digo desandar lo andado porque había que hacer literalmente otra vez el mismo recorrido aunque esta vez afortunadamente cuesta abajo. Esta vez parecía que doña Climatología nos iba a dar un poco de tregua y que el tiempo iba a estar mejor pero para nuestra desgracia al poco rato comenzó a llover de nuevo así que no dejamos de prescindir en ningún momento de Paraguas y/o Chubasquero.

Es curioso que el camino de vuelta aunque siempre es más fácil y debería hacerse más corto siempre te resulta más pesado y se te hace más largo. Como yo digo es como si “hubieran movido el pueblo de sitio” y lo hubieran puesto más lejos porque parecía que uno nunca acababa de llegar.

Y hablando de más curiosidades ayer parece que era el día de los “incidentes boteriles”. Yo me llevé un pequeño susto con mi Bota derecha. Pese a que debe tener poco más de un año se ve que la pobre está muy espabilada-desarrollada-avanzada para su edad. Hubo un momento en el que me di cuenta que la “criaturilla” estaba comenzando a “hablar”. Vamos, que dicho de otra forma la jodia se estaba empezando a despegar por la parte de alante y había una considerable separación entre bota-suela. ¡Anda, que… no había podido elegir otro momento para empezar a hablar….!. ¡No pudo esperar al verano  para que le hubiera pagado Academia y todo, o mejor aún esperar a Septiembre a que la hubiera matriculado en la Escuela de Idiomas para que además “hablara” Inglés o Alemán!, pero no… ella no.., ¡tenía que comenzar a hablar allí en medio de la Ruta! :-(

P_20170402_224527~1

A ratos temí por la integridad de mi Bota y me arrepentí enormemente de no haber mangado unos “zuecos” de aquellos que tenían en el Refugio, porque si hubiera llegado a despegarse la suela de la Bota completamente menuda gracia continuar caminando así. A una mala hubiera tocado atarla con algo y/o hacer algún apaño. El Peico me dijo que llevaba cinta aislante en la Mochila, así que alguna “ñapa” podíamos haber hecho. Afortunadamente la Bota aguantó y pude acabar la Ruta sin ningún tipo de incidente.

Cuando llegamos a Bezanes el resto del Grupo, como no podía ser de otra forma, nos  estaba esperando en el Bar “hidratándose” (o como diría alguien que yo me sé, y que es la más mejor amiga de Carlos: “perfumándose”) Para nuestra alegría y sopresa nuestra compañera y amiga Charo, la de José Alfonso, nos invitó y agasajó con una rica repostería casera que se había currado, como detalle del Cumpleaños de José Alfonso. ¡Mil gracias Charo por el detalle!, ¡toda la Repostería con la que nos agasajaste estaba exquisita! ;-)

Después del momento rehidratación-perfume-celebración nos subimos de nuevo al Bus (creo que debían ser sobre las 7 o algo así) ¡rumbo a Oviedo! Cuando llegamos a la altura de la zona del Entrego, Valle del Nalón nuestro autobusero Juan Carlos, micro en mano, nos siguió contando más “batallitas” e incluso nos llegó a contar el nombre del pueblo en el que había venido al mundo (risas) Por lo que se ve nació en el mejor pueblo de la zona: Portiella y se ve que cuando nació él rompieron el molde y no salió otro niño tan “guapo y tan rico” como él (risas). Además dicen las malas lenguas que hay hasta peregrinaje de gente que acude en la zona en Autobús para recorrer la zona del Valle del Nalón y que hay incluso una visita-parada a la casa donde nació Juan Carlos. (Se habla incluso de crear allí el “Museo del niño Juan Carlos”, el autobusero con más gracejo y esmero…. (risas) XD

Calculo que llegamos a Oviedo a eso de las 8. Y como no podía ser de otra forma un pequeño (pero bien avenido) Grupo nos fuimos a ese antro de perdición llamado “El Acebo”…que diga… “La Zapica“. Últimamente hemos establecido dicho sitio como lugar de celebración-ocio-esparcimiento para nuestros acalorados e intensos debates “científico-filosófico-literarios”. Esta vez nos costó ponernos de acuerdo sobre el tema a debatir y surgieron diferentes dudas. No sabíamos si optar por el clásico debate literario o aventurarnos y establecer un debate más técnico-científico. Principalmente los temas que se pusieron sobra le mesa como posibles elementos de debate fueron:

- “El Garcilasismo” como uno de las  principales corrientes de la Poesía de la postguerra civil española.

- “El Movimiento Cinético: ¡ese gran desconocido!”.

Como el debate fue tan acalorado y hablamos tanto, las cuerdas vocales se acabaron resintiendo asín que por supuesto nos tocó “hidratarnos-perfumarnos”. Y para vuestra desgracia: ¡hasta ahí puedo leer!. Porque como digo siempre lo que pasa en “El Acebo” se queda en “El Acebo”…. esto…. lo que pasa en “La Zapica” se queda en “La Zapica”…. ;-)

A modo de resumen general sobre el sábado en sí  pues como casi siempre pudimos disfrutar de un buen día, de buena compañía. Pudimos conocer un poco más de “mundo” gracias a la a veces ingrata y casi invisible labor de ese impagable Comité de Rutas.

¿Que fue una pena el día y que con un día de Sol lo hubiéramos disfrutado más? Pues sí. ¿Que si no hubiéramos tenido una Primavera tan tardía a esas alturas del año los árboles tendrían que haber estado más floridos y el paisaje sería mucho más bonito? Pues también. Pero yo al menos doy por bueno el día que pasamos y lo disfruté un montón y espero, esperamos, que todos vosotros también.

Gracias como siempre por acompañarnos una vez más, por vuestra grata compañía, por vuestra paciencia, por vuestro buen humor y buena disposición y porque todos vosotros SUMÁIS AL GRUPO.

¡Nuestro “Grupo de Diversificación” y todo el trabajo que algunos realizamos no sería lo mismo, y no tendría ningún sentido, sin vosotros y sin vuestra Compañía!

Antes de que se me olvidé, aprovecho para mandar un afectuoso y cariñoso saludo para Sol-ete que por “problemas de Agenda” en esta ocasión no nos pudo acompañar. Sol-ete: que sepas que te echamos muchísimo de menos durante la Ruta y también en nuestro “Debate Científico-Literario” en “La Zapica”. Y en especial Carlos y yo te echamos mucho mucho pero que mucho mucho de menos en el Bus, a la hora de cobrar los 10 Euritos de rigor… Somos tan “inútiles” que entre los 2 tuvimos que hacer el trabajo que tú haces. Gracias por tu labor y por todas las gestiones y labores que haces. ;-)

Pues nada, esto ha sido a grosso modo lo que dio de sí el día de ayer (siempre por supuesto bajo mi particular punto de vista)

Si queréis comentar, desmentir, ampliar algo o lo que sea, ¡ya sabéis!: estáis invitados a comentar lo que os parezca.

LibroVisita

Recordad además que por cada visitante que se pase por esta Crónica y no comente nada morirá un inocente gatito:

Gato-Suicida

¡Gracias & Saludetes! ;-)

 * a. k. a., siglas de la frase en inglés also known as (‘también conocido como’), que se emplea para indicar el alias por el que se conoce a una determinada persona, obra de arte, evento, etc

Pd. Otra curiosidad más: ayer debido a la lluvia y al “ansia” que la gente tenía por empezar a caminar NI SIQUIERA NOS HICIMOS LA TÍPICA AFOTO DE GRUPO. :-(

Pd. 2. No sé qué tal habéis amanecido vosotros el domingo y si habéis tenido alguna molestia, agujeta o similar. Yo cuando me levanté “aparentemente” estaba bien, sin ninguna secuela-agujeta. Pero después de haber estado dos horas sentado frente al Ordenador escribiendo el “borrador” de esta pseudoCrónica al levantarme noté los efectos. Digamos que me costaba un poquito caminar. ¿Os acordáis aquel mítico anuncio navideño que decía: “las muñecas de Famosa se dirigen al Portal…” en el que las muñecas caminaban toas tiesas?. Pues igual de rígido he estado yo el día de hoy, hasta que calentaba un poco y cogía carrerilla… XD

Ruta 79. Séptima Temporada, 2016/17: Ruta PR AS 123 “Pico la Xamoca”– 11/03/17

Os dejo otros enlaces que os pueden resultar también de utilidad porque aparecen bastantes afotos y se ciñen bastante a la que sería nuestra Ruta:

Ruta 77. Séptima Temporada, 2016/17: “Foces del Río Aller” – 21/01/17

Foces_Rio_Aller- (2) Foces_Rio_Aller- (5)

Hola Babelianos:

Pues vamos allá con la narración que lleva por nombre las “Foces del Río Aller“.

Este sábado le gané la partida al despertador o dicho de otra forma me levanté antes de que sonara, con lo que tuve tiempo de prepararme y desayunar tranquilamente. Cogí los bártulos y nada más salir a la calle noté que hacía un pelín de “rasca” (vamos, que hacía frío) Mientras subía hacia la Escuela me cogieron por el camino Luis el de Carmen y Elena Moro (de las Elena Moro de toda la vida) Justo cuando llegamos nosotros con el coche llegaba nuestro autobusero favorito, uséase Juan Carlos.

Poco a poco, y sin ninguna prisa, iba llegando el resto del personal. Mientras los allí presentes hacíamos tiempo charlando, echando el cigarrito mañanero, etc, etc, etc. Al parecer la temperatura en Oviedo en ese momento, 9 de la mañana, estaba entre 0 y 1 grados. A eso de las 9:30 subimos todos al Bus y salimos rumbo a la que sería nuestra primera parada, que como no podía ser otra forma sería para desayunar. El lugar de parada en esta ocasión fue Moreda. Esta vez nos dividimos en 2 Grupos. Unos se fueron al Bar que estaba más cerca de donde nos dejó el Bus y otros nos fuimos en busca de otro Bar ya que el primero no tenía Pinchos. :-(

Tras caminar un poco llegamos hasta un Bar en el que tenían Pinchos así que allí que “acampamos”.  Solamente había una camarera y la pobre pues hacía lo que podía para atendernos y lo llevaba con bastante tranquilidad. Mientras esperaba a que me atendieran me estaba fijando en una mujer que tenía a mi izquierda. La vi allí toa tiesa, delante del café y llevaba un rato sin moverse. Pensé que se había quedado dormida, pero como era china (y todos sabemos que los chinos tienen los ojos medio cerrados) durante un momento me quedó la duda y no era plan de darle una colleja para ver si estaba dormida o despierta… Luego ya vi que finalmente la mujer se levantó y se fue, aunque no se llegó a acabar todo su café. Cuando llegó mi turno opté por el clásico Café Mediano + Pincho de Tortilla. La Tortilla tenía bastante buena pinta y estaba calentita calentita. El café, pues normalito aunque eso sí bastante negro-amargo.

Por cierto, en Moreda teóricamente uno de los termómetros de la calle marcaba -1 / -2 grados, pero desde luego la sensación térmica era de menos frío que en Oviedo.

Mientras acababan los demás de mi Grupo de desayunar me dio tiempo a echar un cigarrito y charlar un rato allí en la calle hasta que todos acabaron de desayunar. Eso sí, al final cuando volvimos pal Bus ya estaba todo el primer Grupo allí sentado y esperando. Debido a lo que tardaron en atendernos y demás llegamos como unos 15 minutos tarde así que os pedimos DISCULPAS. ;-)

Una vez ya todos en el Bus y sentados y formales continuamos Ruta. En este segundo tramo la carretera ya se tornaba más curva y sinuosa. Yo llegó un momento que entre el calor de la calefacción y la carretera de marras estaba pelín mareado. Por fin llegamos al punto en el que nos iba a dejar Juan Carlos. En ese momento Juan Carlos cogió el Micro del Bus y nos explicó donde nos iba a esperarpara recogernos a la vuelta y esas cosas. Luego, haciéndonos un favor dijo que no nos bajáramos todavía que nos iba a acercar un poco más. Y sí…. nos acercó un poco más (literalmente), tan solo un poco más (como unos 50-60 metros….) Supongo que el hombre tenía intención de subirnos por allí pero al ver la carretera que había cuesta arriba, que era estrecha y que había que hacer bastante maniobra pues allí  mismo que nos dejó.

El punto-pueblo donde nos dejó Juan Carlos era Casomera. A partir de allí tocaba coger los bártulos, abrigarse, hacer la consabida afoto de Grupo y comenzar a caminar. Como no podía ser de otra forma nada más comenzar a caminar tocaba hacerlo…¡tó pa’rriba…! :-(

Afortunadamente no hacía tanto frío como hubiera podido esperarse viendo como fueron los días previos. Supongo que mucha gente se “rajó” y no se apuntó porque viendo el tiempo que teníamos y los temporales tan tremendos que se veían en la tele pensaban que íbamos a tener mucho frío, nieve, etc, pero afortunadamente como digo el día climatológicamente hablando era bueno y hasta había sol. Eso sí, evidentemente en los tramos de sombra sí que se notaba el frío pero el resto de tramos se podía caminar sin ningún problema.

Una buena parte del primer tramo de la Ruta transcurría por una estrecha carretera con un singular paisaje. A ambos lados había altas montañas durante todo ese tramo y por el margen derecho transcurría un pequeño-estrecho río. Era un paisaje bastante singular y salvando las diferencias por el tipo de montañas recordaba en parte a tramos de la Ruta del Cares. En los tramos de más sombra podían verse témpanos-carámbanos-“estalágtitas” (o como les queramos llamar) de hielo y eran bastante grandes. Como digo era un paisaje muy curioso y peculiar (que podéis ver en las Fotos & Vídeo en el Feisbuq)

Tras ese primer tramo de carrera con bordes montañosos, pasamos ya a la típica senda de montaña, con camino de tierra (bastante ancho eso sí), campo, árboles, praderas, etc. Durante los primeros 4 km (más o menos) la nieve tan solo se divisaba en montañas y puntos más lejanos, pero no en el camino propiamente dicho. Luego sí que llegaba un momento en el que ya pisábamos nieve, pero no llegaba a cubrir tampoco toda la senda y había tramos que podías seguir caminando por tierra. El estado de la nieve era bastante bueno, en el sentido que aunque la pisaras no es la típica nieve con la que acabas empapado. En unos pocos tramos había hielo, aunque se podía esquivar-evitar.

Era curioso el ruido que hacía la nieve cuando la pisabas, como curioso resultaba también el paisaje. Había un contraste de tonos y circunstancias: había nieve que llegaba a cubrir todos los prados, el camino estaba bastante despejado y a la par el cielo estaba bastante despejado y lucía un azul intenso. Si a ese blanco de la nieve y azul del cielo les unimos las tonalidades de las hojas, árboles y demás vegetación el conjunto invitaba a hacer fotos a diestro y siniestro. Lo bueno es que como digo el cielo estaba bastante despejado y había mucha luz así que las fotos salían (como pude comprobar ya en casa al revisarlas) muy chulas y con gran colorido.

En esta ocasión Lucía y su nueva amiga (una chica nueva que nos acompañó y que se llama Laina) se lo pasaron pipa jugando con la nieve. Durante buena parte del camino iban haciendo bolas de nieve y haciendo una pequeña guerra con el papá de Lucía y con Carlos (bueno, mayormente la guerra era contra el pobre Carlos) He de reconocer que el pobre Carlos les dio un montón de oportunidades a Lucía y a Laina hasta tal punto que se quedaba quieto con los brazos extendidos sin moverse para que ellas les tiraran bolas. Sin embargo se libró que las pobres tenían muy mala puntería que sino le hubiera caído la del pulpo… (y si en esas condiciones hubiera sido la Bego la que le lanzara las bolas de nieve, ¡ni os cuento la que se podría haber liado…!) Eso sí, ellas y él seguían “peleando” todo el camino y lanzándose bolas (y por si alguien no se lo cree tengo incluso grabado un vídeo donde se recoge la batalla que mantuvieron). Lucía y Laina estaban tan encantadas con la nieve que hasta se tumbaron allí las dos y se pusieron a hacer el “ángel” estirando y moviendo allí tumbadas en el suelo brazos y piernas (una estampa muy curiosa…) (de la cual también hay vídeo)

A eso de las 2 y cuarto 2 y media tocaba ya comer y dudamos si comer allí mismo o retroceder hacía un bar que había más abajo. Finalmente mi Grupo optamos por retroceder y bajar a comer al Bar. Así que tocaba dar media vuelta y desandar lo andado. Esta vez la bajada era un poco más difícil que la subida porque en los tramos en los que había hielo sí que había que tener especial cuidado y ayudarse del Palo-Bastón pues era ma´s fácil resbalar. Fuimos descendiendo poco a poco y sin prisas y afortunadamente no hubo ninguna caída ni ningún resbalón.

Cuando llegamos al pueblo yo iba al lado de Sol-ete y vimos a Carlos que estaba en la calle y nos indicó donde estaba el “Bar”….Eso el “Bar”….bueno es un eufemismo, una forma de denominarlo….Por fuera no había ninguna señalización que indicara que era un Bar y la entrada estaba como tóa metida pa’dentro, rescondia, hasta tal punto que si Carlos no nos hubiera dicho que el Bar estaba allí hubiéramos pensado que se había colado en la casa de una señora del Pueblo… Tras cruzar el umbral de la puerta y bajar unas escaleras ya apareció ante sí el “Bar”…. (Y sí, sigo entrecomillando lo de Bar). Pedimos algo de beber y allí que acampamos a degustar nuestro Bocata. Yo opté por pedirme una Cerveza pero luego me enteré que otros optaron por una exótica bebida: VINO CALIENTE. Según me contó uno de los integrantes de la famosa y peligrosa “Pandilla del Vino Caliente” la razón por la que optaron por esa exótica bebida fue la siguiente. Llegaron al Bar, le preguntaron a la señora a ver qué tenía caliente (supongo que igual les apetecía un caldo o algo así) y la señora les dijo que caliente sólo tenían café y…¡vino caliente! así que ni cortos ni perezosos se pusieron “tibios” con el vino caliente…. (nótese la doble lectura de la palabra “tibios”…)

Nota: No me había dado cuenta pero ahora que estaba releyendo la Crónica para corregirla y tal se me antoja que eso de llegar y ponerse delante de una señora y decirle que “qué tiene caliente”….¡tela…! Menos mal que la señora les contestó eso y no les pegó un bofetón o llamó a su marido, jajaja XD

Yo tras comer el Bocata salí fuera a tomar un poco el Sol y me senté en un Banco que había allí en la calle, junto con Luis el de Carmen, Charo la de José Alfonso, Sol-ete la de Carlos y el Peico. Allí estuvimos divinos de la muerte charlando, echando un cigarrito y degustando “fruslerías” varias. Principalmente chocolate, que amablemente Sol-ete y Luis compartieron con nosotros. ¡Gracias! ;-)

Mientras nosotros estábamos allí sentados Laina y Lucía se lo pasaban pipa jugando con los gatos que por allí había y los gatos encantados con la nueva compañía. ;-)

Una vez comidos, rehidratados y bien descansados cogimos las Mochilas y demás bártulos y a seguir caminando, a desandar de nuevo el tramo que nos quedaba. La verdad es que siempre sucede lo mismo. Cuando uno sube no le parece que haya caminado-subido tanto pero cuando toca hacer el camino al revés es entonces cuando te das cuenta y te dices para ti mismo mismameNEnte: «joer… pues sí que habíamos andado sí…» No obstante como ya sabéis que nosotros no somos mucho de apurar íbamos bajando a nuestro ritmo, charlando, echándonos unas risas y haciendo de nuevo fotos a diestro y siniestro.

Cuando llegamos de nuevo a Casomera eran aproximadamente, creo, las 5 y media. Y para hacer la espera más llevadera lo hicimos, como no podía ser de otra forma, allí en el Bar. Yo me tomé un café  y luego estuve casi todo el tiempo allí fuera en la calle, charlando y echándome unas risas. Algunas miembras del Grupo aprovecharon para hacerme algunas confidencias, sugerir alguna actividad e incluso hubo una miembra del Grupo (a la cual y siguiendo su expreso deseo de permanecer en el economato la llamaremos Miriam) que reivindicó tener su propio cargo y gestionar y dirigir un nuevo Comité. A esas miembras del Grupo les dije, y les digo, que todo eso lo estudiaremos en la próxima Reunión Interna del Grupo y que ya les informaremos de si se llevarán a cabo o no. Lo de las actividades sugeridas no sé si se llevarán a cabo o no pero lo del nuevo Cargó-Comité de esa persona anónima a la que hemos llamado Miriam…va a estar…difícil difícil por no decir imposible (risas)

Allí en el Bar además de aprovechar para descansar y estar calentitos (algunos hasta pillaron sitio al lado de la Chimenea) hubo quien aprovechó para pedir la Clave del Wifi (que era “CASOMERA”, todo en Mayúsculas) para poder subir las afotos a nuestro Grupo de WhatsApp.

Por cierto, ese peligroso Grupo de la “Pandilla del Vino Caliente” también aprovechó para tomarse más Vinos Calientes. Siempre decían como excusa que era para quitar el frío pero yo ya tengo serias dudas y creo que estaban un poco enganchados. Es más, ahora que no nos oye naide si los veis a vuestro lado escabulliros como podáis y alejaros de ellos (ahí donde los veis son un Grupo armado organizado y son muy muy peligrosos…) (yo creo que no son “trigo limpio”…) (risas)

Poco a poco iban llegando más miembros del Grupo al Bar. Hay que explicar que en esta ocasión la Ruta era circular o más específicamente camina desde “A” hacia “B” y luego deshaz literalmente lo andado yendo de “B” hacía “A”. La distancia entre “A” y “B” la puso cada uno en función de sus apetencias. En mi caso nuestro Grupo decidimos que era mejor dar la vuelta y bajar a Rio Aller a comer y eso fue lo que hicimos, por si acaso el tiempo cambiaba y/o se nos echaba la noche encima. Hubo gente que camino más que nosotros y por tanto tardó más en llegar y hubo unas valientes que fueron las que más caminaron y que fueron las últimas en llegar: Bego y Montse, que fueron recibidas con vítores y ovaciones cual campeonas que son.

Por cierto, luego me enteré que hubo un pequeño Grupo que incluso llegó a hacer un muñeco de nieve (aunque la más mejor amiga de Carlos discrepa con esa definición de “muñeco de nieve”…)

A eso de las 7, creo que sería esa hora, subimos de nuevo al Bus y partimos hacia Oviedo. Cuando subí al Bus tenía unas ganas tremendas de sentarme y poder entrar en calor, ya que el ultimo rato que estuvimos allí delante del Bar se me estaban quedando los pies fríos. :-(

Al llegar a Oviedo, como no podía ser de otra forma, ese Grupo de Rebeldes sin causa o Grupo de Resistencia optó (optamos) por irnos al Acebo, donde hablamos de lo divino y de lo humano y de paso nos “rehidratamos”. Y no, no me preguntéis qué pasó allí ya que: lo que pasa en el Acebo se queda en el Acebo. ;-)

Podemos concluir, o al menos esa es mi opinión e impresión, que la Ruta fue muy chula, el paisaje espectacular, el punto de la nieve fue un plus muy agradable pero sobre todo sobre todo agradecer a doña Climatología que nos hubiera ofrecido un cielo azul despejado y una temperatura ambiente más que buena incluso con sol. Todo ello hizo que disfrutáramos del paisaje en su máximo esplendor.

Como siempre gracias a todos por venir y gracias sobre todo a quienes os pasáis por aquí por el Blog y me leéis en la sombra, sin manifestaros y casi casi a “hurtadillas”. Algunos me leen desde casa, otros desde el trabajo, algunos desde Oviedo, otros desde Colloto e incluso alguna vez he tenido lectores  allende nuestras fronteras.. XD

Gracias a todos & Saludetes. ;-)

José Manuel.

Ruta 76. Séptima Temporada, 2016/17: “Ruta de los Miradores – Evento Navideño” – 17/12/16

navidad-2016_17-afoto-de-grupo-carlos

Hola Babelianos y Babelianas:

Pues esta vez (no sé si por suerte o por desgracia para vosotros) toca Crónica, una Crónica que lleva por nombre “Ruta de los miradores & Evento Navideño”.

Antes de comenzar con la Crónica en sí me vais a permitir echar la vista atrás. Parece que fue ayer pero todo este “despropósito”-amago de Grupo de Montaña (o Grupo de Diversificacíón como acertadamente nos definió  Linda) comenzó allá por el 15 de Mayo de 2010, con una Ruta a “Las Foces del Río Infierno”. Comenzamos sin ninguna pretensión, como un pequeño Grupo de gente, de amigos con un objetivo común: salir a disfrutar de la Naturaleza, de la Montaña y pasar un día distendido.

El Grupo se gestó mientras volvíamos en Autobús hacia Oviedo de una de las Rutas que había organizado la Escuela (organizado por Mar) para recorrer el Camino de Santiago por Asturias. Allí en el Bus como digo de manera informal se gestó el Grupo. Con una simple hoja de papel, una lista de gente y un nombre para el Grupo “improvisado”-sugerido por el Señor Ojeda: “TORRE de BABEL”. Nombre más que acertado….

Como digo parece que fue ayer pero ya llevamos ¡76 Rutas! (y espero que nos queden muchas más)

Y ahora llegados a este punto me vais a permitir hacer otra pequeña parada-inciso. Toda la gente de este Grupo es gente seria, trabajadora, humilde, padres-madres-hijos, gente de bien. Somos personas serias y responsables. ¿Por qué hago este inciso…? Pues ejem….por lo que pueda pasar-contar a medida que avance esta Crónica…

Pues ahora sí, ¡empezamos con la narración! Como no podía ser de otra forma el Sábado comenzó con ese desagradable sonido que produce el despertador a las 8 de la mañana: justo cuando mejor estás durmiendo… Yo para variar tuve otra noche de esas en la que dormí poquitas horas. En parte se lo tengo que agradecer a la vecina del 6ºA que debe ser un poco noctámbula y se debe dedicar a recorrer todas las estancias de su casa de madrugada. Me estoy planteando regalarle unas zapatillas porque encima la muy hija de…. lleva zapatos de tacón y mete un escándalo que no veas. :-(

En fin, como digo sonido del despertador, desayuno rápido, preparar los Bártulos y luego subir la cuesta del Cristo hacia la Escuela. Cuando llegué, un poco antes de las 9, ya había gente. Poco después fue llegando el resto del personal. Destacar que esta vez hubo mucha gente con diferentes “atrezzos” navideños. Este año el nivel estuvo muy alto. El listón lo puso nuestro amigo Carlos (el de Sol-ete) que llevaba un gorro de Papá Noel muy peculiar… Podemos decir que Carlos iba “patas’arriba”. Rite tú de la Pasarela Cibeles y de la “Fashion Week” esa…¡lo nuestro sí que era estilo y glamour en estado puro!

Para variar nos lo tomamos con bastante calma y no fue hasta las 9 y 20 que subimos al Bus, un Bus que esta vez fue completo COMPLETO. Cubrimos todas las Plazas (más la gente que se fue directamente a comer al Restaurante en su coche) En total fuimos capaces de engañar, esto… de congregar a ¡63 personas!.

Nuestro amigo Juan Carlos para despertarnos nos puso Villancicos a un volumen considerable y nosotros hicimos los Coros y los acompañamos a golpe de Pandereta. ¡Vaya concierto mañanero que nos/os, dimos…!

Nuestra primera parada fue, como no podía ser de otra forma, para desayunar. Esta vez tocó Avilés, en un Bar en el que ya habíamos estado. Afortunadamente nos atendieron bastante bien y bastante rápido. En mi caso cayó un café mediano y un pincho de pollo. Tras nuestra dosis de cafeína y cigarrito mañanero otra vez al Bus y otra vez más un amago de concierto de Villancicos a Golpe de Pandereta. Cantar no cantamos bien y para colmo no nos sabemos ni las letras, pero bueno intención le ponemos (¡qué no se diga, oiga!)

Y así a golpe de Pandereta y casi casi sin darnos cuenta llegamos a nuestra segunda parada y punto de comienzo de la Ruta: Muros del Nalón. Tuvimos que caminar unos 2 km para dirigirnos a una pequeña Iglesia-Ermita (la “Ermita de el Espíritu Santo”) donde íbamos a poner nuestro “Belén de Cumbres”. Decir que por suerte para nosotros tuvimos un día inmejorable, claro y luminoso lo cual sin duda contribuyó a que disfrutáramos de nuestra Ruta en todo su esplendor. La Ruta era una bella Ruta, bordeando la Playa del Aguilar.

Una vez en la Ermita colocamos nuestro “Belén de Cumbres” asignando a diferentes miembros del Grupo una figurita: a uno el Ángel, a otro la Oveja, a otro el Niño Jesús, etc,etc, etc. Esta vez como no nos acompañó el Sr. Ojeda tuvimos que asignar el Burro a otras personas (podéis ver testimonio gráfico en forma de vídeo en nuestro Feisbuq) Y así de forma ordenada cada uno fue colocando su respectiva figurita (en un Belén de lo más austero puesto que las pobres criaturillas del Belén no tenían ni un “techo” para cobijarse…)

Una vez colocado el Belén y como viene siendo tradición nos dimos un pequeño homenaje a base de Bombones, Turrón, Polvorones y para acompañar Sidra El Gaitero. Como viene siendo tradición hicimos “La Prueba de el Polvorón” En esta ocasión les hicimos una pequeña “encerrona” a Jim y a Luca. A los pobres les tocó meterse en la boca un peazo polvorón mientras tenían que recitar diversas frases que les íbamos diciendo. El pobre Luca soltó un montón de “meteoritos”, trozos de Polvorón, contra mi Cármara. Ellos se esforzaron en dar lo mejor de sí y como pudieron ambos dos superaron satisfactoriamente la prueba. Una vez superada la “Prueba del Polvorón” toco un brindis con Sidra tras lo cual tuvo un lugar un improvisado e (in)olvidable concierto de Villancicos a golpe de Pandereta.

Esta vez gracias a Ángel que se había llevado la letra impresa de diferentes Villancicos la cosa estuvo un poco, pero sólo un poco, más organizada. Así, el coro de l@s niñ@s cantores de “Torre de Beber” esto…. “Torre de Babel” nos hicieron sufrir, esto…, nos deleitaron con sus aterciopeladas y angelicales voces cual coro celestial. Para comenzar bien la mañana y el día con alegría esta vez tuvimos degustación de un pequeño chupito de Anís, cortesía de Ángel.

Una vez finalizado el Concierto comenzamos de nuevo a caminar para coger la verdadera Ruta que íbamos a hacer: la “Ruta de los Miradores”. Como decía era una Ruta entera de Costa, durante la cual pudimos disfrutar de un maravilloso paisaje y de la mar, o del mar, en todo su esplendor. Por supuesto disparamos fotos a diestro y siniestro fotografiando todo lo habido y por haber ya que el paisaje y el día se prestaban a ello. Una gozada caminar así por ese paraje y con una temperatura ambiente excelente.

En total la Ruta completa serían unos 7 km. Vamos, Ruta sencillita y agradecida donde las haya. ;-)

Antes de que se me olvide, comentar que mientras nosotros  hacíamos la Ruta y disfrutábamos de la Naturaleza en estado puro un pequeño Grupo se hizo una Ruta “alternativa”. Dicho Grupo estaba capitaneado por nuestra querida “Tita Carmen”, junto con Maity, Mariluz y otras miembras del Grupo que ahora no recuerdo sus nombres (¡espero que me perdonen, ,pero ya se sabe que mi fuerte no son los nombres, ni de las personas ni de los sitios…!) Dicho Grupo, a falta de Centro Comercial se dedicaron a “mercadear”, nunca mejor dicho, por el Mercado del Pueblo. Nuestra querida “Tita Carmen”, que es un poco “manirrota”, se gastó casi todos os cuartos, que diría Peico, comprando de todo (hasta unos pantalones vaqueros se pilló…) Y claro, como eso de ir de puesto en puesto es cansado y agotador tuvieron que reponer fuerzas tomándose un delicioso Caldo de Marisco. ;-)

Mientras el mencionado Grupo “sufría” con tanto esfuerzo como hicieron, nosotros continuábamos nuestra Ruta de los Miradores. Poco antes de llegar al Restaurante, y capitanedos por Carlos, hicimos un pequeño desvío para meternos por la Playa, caminar sobre la arena y disfrutar del Paisaje más si cabe todavía. Nos acercamos a unas rocas y a un gran peñón que había. La verdad es que la Playa estaba para foto: la luz, las olas, las rocas todo era suceptible de ser fotografiado. Mientras nosotros hacíamos fotos, nuestro amigo José Alfonso se acercó hasta el peñón y allí que se andamio sobre unas rocas. Y mientras Alfonso estaba por allí “andamiado” nuestro amigo Luca ni corto ni perezoso se quitó la ropa, cogió carrerilla y para sorpresa de los allí presentes ¡se pegó un chapuzón! Minutos después comenzó a subir la marea y Alfonso tuvo que esperar un poco para poder cruza y llegar de nuevo hasta la orilla. Y mientras Alfonso llegaba a la orilla una ola mojaba la ropa, la mochila y playeros de nuestro pobre amigo Luca… Para su consuelo al menos tuvo suerte que sólo se le mojó la ropa y no se la llevaron las olas porque si no al pobre le toca ir en gayumbos hasta el Restaurante… XD

Afortunadamente el Restaurante estaba ya muy cerca de donde estábamos y llegamos dentro de la hora prevista: las 3 (bueno, como quien dice las 3 llegamos a las 3 y 10, 3 y cuarto…) Cuando llegamos, como no podía ser de otra forma, el Grupo de “los rápidos” estaban ya haciendo degustación de Sidra y Cervezas. Una vez ya todos juntos, nos prepararon las mesas y nos hicieron pasar al Restaurante. El Comedor era un Comedor muy amplio, capaz de albergar a las 63 personas del Grupo. Por petición de Lysbeth servidor, los Marqueses de la “Jarana y el Acebo” y “simpatizantes” nos sentamos en una pequeña mesa redonda que había, eso sí con vistas al mar. La verdad es que el sitio, el Restaurante,  estaba en un enclave privilegiado, donde como digo casi casi podíamos tocar y ver el mar en su máximo esplendor.

Una vez ya todos sentados y ubicados llegaron los Camareros con nuestro primer Plato, que como os habíamos dicho y prometido fueron Fabes con Almejas. Tenían muy buena pinta y no sólo eso sino que estaban muy buenas y no nos defraudaron. (Algunos hasta repetimos…)

Después de las Fabes llegó el Segundo Plato: Carrillera acompañada de Patatas Fritas. Si las Fabes estaban buenas las Carrilleras estaban mejor, ¡qué buenas que estaban! La carne tierna tierna, que era un placer para los sentidos comerla. De nuevo algunos hasta repetimos. NO obstante se dice, se comenta, se rumorea… que alguien del Grupo se ventiló él solito casi dos Bandejas Enteras (y luego el pobre estaba preocupado por si luego tenía que pagar un “Suplemento” sobre el Precio de Menú dado todo lo que comió)

Después de una comida “ligera ligera”, llegó un Postre “ligero ligero…”. ¡Arroz con Leche! Si los otros platos estaban buenos el Arroz con Leche estaba que quitaba el sentido. Encima con un excelente “requemado”, buena textura y un agradable sabor a canela. También se dice, se comenta y se rumorea…. que alguno hasta repitió Postre. Nuestra amiga Sol(ete) que no es muy amiga del Arroz con Leche optó por un Postre alternativo: “Tarta de la Abuela”. Peazo porción que le pusieron, con peazo capa de chocolate y peazo capa de nata… (nata de la que por cierto realicé una pequeña degustación) La pobre Sol(ete) no pudo acabarse toda la Tarta. :-(

Las benjaminas del Grupo (Ángela y Lucía) degustaron unos enormes Platos Combinados con Patatas Fritas y Escalope.

Por cierto, para sorpresa de todos (o al menos de la mía) llegó justo a la hora de los Postres nuestra alegre y pizpireta amiga MJ.Tan al punto llegó que hasta se comió una Tarrina de Arroz con Leche.

Luego llegaron los consabidos caféses y cortesía de la casa nos sirvieron Sidra El Gaitero. Por si esto fuera poco nuestro amigo Jim nos obsequió con un agradable Licor Chino. Bueno, lo de agradable es un eufemismo…. Yo creo que aquello podía servir como combustible para el Bus de Juan Carlos. O como alguien apuntaba podía usarte como anestesia en la Consulta del Dentista cuando te vas a poner los implantes. Incluso podía llegar a usarse en el Huca como Anestesia General ante cualquier tipo de Operación…¡Tela con el Licor! Aquello era alcohol en estado puro. Era una especie de Orujo pero a lo bestia, del cual había que tomar una cantidad pequeñita porque aquello era fuerte no, ¡lo siguiente! De hecho nuestro Grupo, los de la mesa redonda, (que fuimos los primeros en probarlo) tras ingerirlo levantamos las manos en alto, pusimos unas caras “raras” a la para que cerrando los ojos casi casi como los Chinos e hicimos un amago de la canción de “El Pobre Desiderio”. Ya sabéis, eso del “gli gli gli gli gli gli gli gli gli gliiiii, ¡arrrrrrgggghhhhh

El pobre Jim con su buena voluntad fue obsequiando al resto de los presentes con dicho Licor aunque creo que no tuvo demasiado éxito. Eso sí, la Botella era muy chula: toa blanca y con una etiqueta muy similar a la de nuestro Bailleys.

Tras una tranquila y reposado sobremesa tuvimos que esperar a que el Dj acabara de montar su “escenario”, luces y demás. En aquel momento la verdad es que lo suyo hubiera ido salir a pasear para bajar la comida. La parte positiva del Licor de Jim fue que sirvió para aliviar y/o acelerar nuestra digestión (yo creo que aquello tenía el mismo efecto que el Fary, que diga el Fairy…. que dentro de nuestro estómago acababa con toa la grasa)

Una vez finalizado el montaje del “escenario”, se retiraron mesas y tuvo lugar el esperado (o más bien temido) momento “Discoteca”. El comienzo del DJ con su selección musical fue más bien “tibio” y costó un poquito que la gente se animara y arrancara a bailar. Tras sugerencias y peticiones varias que le hicimos la selección musical fue mejorando y entonces llegamos a ese momento baile “Discoteca” que no sabría muy bien como definir… Digamos que me faltarían adjetivos y por mucho que recurriera al Diccionario de la Real Academia no se me ocurre ningún adjetivo que pueda describirlo…

Digamos, por definirlo de alguna forma (o al menos intentarlo) que aquello fue una mezcla de (con)”fusión de estilos” (eso que está tan de moda…). Desde el estilo de Baile Clásico (sin llegar a la elegancia y nivel de “El Lago de los Cisnes”), pasando por el famoso y archiconocido estilo de baile de “ven pacá pacá y enebra que vamos a bailar esto dando vueltas por toda la pista igual que peonzas como si no hubiera mañana“. Pese a que no nos pusieron ninguna canción de Melody en algunos momentos me pareció que alguno bailaba emulando el famoso “Baile del Gorila”. Luego estuvo también el clásico estilo “quita de ahí, que yo paso de que me saques a bailar, que yo bailo sólo y voy por libre“.

Luego podíamos establecer una categoría con entidad propia en la que yo finalmente acabé “envuelto”. Todavía no sé muy bien cómo ni porqué, acabé en el centro de la pista junto con nuestra compañera y sin embargo amiga Éncar, en una especie de baile “robótico”, con momentos otra mezcla o (con)”fusión” de “Tabla de Ejercicios de Aerobic”, “Clase de Pilates”, “Ejercicios de Preparación al Parto”, una conjunción entre “Yoga” y “Taichí” pasando por una especie de amago-homenaje a Galicia en forma de “muñeira”… (Aunque haya quien no se lo crea todo eso podía sucede, sucedió y se repitió durante una simple canción de 3 minutos…)

Por supuesto no pudo faltar el momento tren-conga para deleite de los allí presentes y “espanto” de la gente del Restaurante que nos estaba mirando con cara de “resignación-preocupación” temiendo como podía acabar aquello…Me pareció que una de las Camareras tenía el móvil en la mano, no sé si para llamar al 112  o al 091 y que viniera la Guardia Civil a desalojarnos o bien para llamar al Cura del Pueblo y que nos hiciera un Exorcismo y aquello volviera a la (a)normalidad….

Llegados a este punto quiero confesar ahora que no me oye ni me lee nadie, lo siguiente:

«Éncar, sabes que te quiero y te tengo gran estima y aprecio, pero hija mía….¡soy incapaz de seguirte y aguantar tu ritmo…, vas a acabar conmigo!, ¡lo tuyo sin “drogas” o puesto hasta las trancas de amapola no hay quien lo aguante..!»

Nuestra compañera y sin embargo amiga Mapi tampoco se quedó atrás y le andaba a la zaga a nuestra amiga Éncar completando y complementando si cabe la estelar puesta en escena de Éncar….. (entre ellas y mis esporádicas intervenciones, vaya tres patas pa’ un banco que nos juntamos… ¡pa’ echar y correr y no mirar atrás…!)

Aquello iba cogiendo color y por fin parecía que el DJ iba pillando nuestros exquisitos y selectos gustos-estilos musicales.

Y venga a bailar una canción, y otra, y otra… y venga a sudar, y a sudar…Pese a que había un montón de ventanas abiertas sudábamos como pollos y nos faltaba el aire y el aliento. Yo llegó un momento en que casi pedía a gritos que me “inyectaran oxígeno en vena” porque aquello no era normal, no había quien lo aguantara. Menos mal que Mapi haciendo uso del abanico nos aireó un poquito hasta los “alerones”-sobaquillos…, ¡por dios qué calor, qué manera de sudar…! Aquello no era normal, era un espeStáculo “dantesco”… Y ahora que lo pienso y hablando de “dantesco” me se antoja que todo aquello podía bailarse, independientemente del tipo de canción, con un estilo de baile “Leornardo Dantés” en su versión de “El Baile del Pañuelo”, que siempre vale para bailar y/o acompañar cualquier pieza musical

¿Entendéis ahora porque quería dejar claro al principio que somos gente normal, seria, honrada y trabajadora...?

Por cierto, a la que casi no vi sudar fue a la pobre “Sol-ete”…. (risas)

Las chicas que estaban en la Barra del Bar no dejaban de mirarnos, atónitas, sin dar crédito a lo que veían. Aunque las pobres en el fondo se morían de ganas de unirse a nosotros y ponerse a bailar (de hecho creo que al final una de ellas entró a bailar con nosotros)

Aquello no era normal, más de 2 horas y media bailando sin pausa, sudando como pollos. ¿Entendéis ahora porque os decía que para este Evento Navideño teniais que estar en excelente forma física…? Yo creo que allí sudamos todos y quemamos más calorías que en cualquiera de las Rutas que hayamos hecho a lo largo de nuestras 7 temporadas. ;-)

Y claro después de tanto baile  y tanto sudor y deshidratación la gente se “rehidrataba” tomándose un gran vaso de “casera con limón…” (vale, no era casera precisamente pero sí que había limón…)

Lo bonito de este día fue que además de estar juntos gran parte de los “habituales”, nos acompañaron también nuevos y antiguos Babelianos que llevábamos un montón de tiempo sin ver: Mariluz, Mayti, “Tita Carmen”, …. Hasta vinieron Anne y Avelino con su hija Clara. A todos nos alegró poder verles de nuevo a todos ellos después de tanto tiempo. Por cierto Clara campaba a sus anchas por todo el Restaurante encantada de la vida. Yo creo que se debió pasar por todas las mesas y por los brazos de todo el mundo…

Nuestro colega el DJ a petición de nuestra amiga Sol-ete, se enrolló y nos puso nuestra mítica canción de “Soy una Taza, una Tetera…” la cual bailamos con perfecta y gracil coreografía incluida (la gente del Restaurante tuvo que alucinar al ver en el centro de la Pista a un tío grandote vestido de Papa Noel y al resto dándolo todo y bailando aquella “complicada” coreografía…)

Nuestro momento discoteca acabó a eso de las 9, después de ponernos la canción de “Asturias” y otra más que iba a sonar cortesía del DJ pero que se vio interrumpida por…un pequeño “incidente” “gracia” que hizo alguien de los allí presentes al desconectarle el cable de la corriente al DJ (tranquilos que no fue ningún Babeliano aunque sí alguien cercano al Grupo). Afortunadamente dicho “incidente” no tuvo mayor repercusión, pero podemos decir que fue algo innecesario y totalmente prescindible.

Al marcharnos nos despedimos de la gente del Restaurante, dándoles las gracias por todo. Los señores quedaron encantados de la vida con todo el “espectáculo” que les dimos.

De nuevo otra vez al Bus y ¡rumbo a Oviedo!. A eso de las 10 y cuanto llegamos a Oviedo nos despedimos de los que ya no íbamos a volver a ver hasta Enero y nos deseamos Felices Fiestas y todas esas cosas. Como viene siendo habitual un Grupo, pequeño Grupo, de Resistencia nos fuimos al Acebo. Y como siempre no me preguntéis qué pasó allí porque no os lo puedo contar: lo que pasa en el Acebo se queda en el Acebo… ;-)

Nota: yo creo que si nos hubieran puesto un poco de música en el Acebo hubiéramos seguido la fiesta allí bailando y echándonos unas risas.

Con la tontería cuando llegué a casa eran ya casi las 12. Llegué cansado cansado (ya decía yo que tanta “discoteca” no podía ser buena…) Más que cansado llegué exhausto (y para colmo la música retumbaba todavía en mi cabeza: una mezcla de Villancicos y diferentes estilos musicales el repertorio de nuestro DJ,

Hoy domingo la cosa no ha mejorado mucho…. Al menos no tengo agujetas, ni se me ha desencajado ninguna articulación y/o desplazado la cadera… No sé el resto del Grupo qué tal. Pero si hay mucha gente con “efectos secundarios” de tipo articulaciones desencajadas y caderas desplazados quizás lo pueda gestionar para que nos hagan descuento en alguna Tienda de Ortopedia. o nos apliquen alguna promo de esa de 3×2 en la sección de “Prótesis”… XD

Agujetas lo que se dice agujetas no, pero hay algo que me inquieta…. Hoy al levantarme iba camino al baño al son de el “Pavo Real”. Antes de entrar a la ducha venía a mi cabeza el soniquete de “El Tamborilero” de Raphael con su “ropopompón” incluido… y luego llegó la de “soy una Taza y una Tetera”… y así una y otra vez este repertorio acababa pero se volvía a repetir de forma cíclica, como un bucle “maldito” que no me abandonaba… :-(

Veré como progresa esto a lo largo del día. Si sigo escuchando música en mi cabeza y teniendo alucinaciones de tipo acústico o visual quizás haya que poner remedio. Lo que ya no sé es si esto me lo pueden solucionar mediante una Consulta rápida en el Ambulatorio de la Lila o tendría que desplazarme hasta el Huca y que me hagan algún complejo estudio y/o exploración… (risas)

Nota: que conste que no había bebido nada, pero es que lo de ayer fue mucho… y todo seguido y todo concentrado, como muy…¿intenso?…

Dar las gracias al Comité Organizador de Comidas Navideñas así como al Comité de Rutas Navideñas por su buena elección.

Una vez más daros las gracias a todos por vuestra paciencia, por vuestra compañía, por vuestro buen hacer, por “aguantarnos”, por vuestro buen humor y buena disposición. Con gente como vosotros el trabajo de los diferentes Comitéses es muy muy fácil. Da gusto trabajar así para gente tan AGRADECIDA. Es gratificante por supuesto ver que la cosa sigue funcionando con el mismo espíritu y la misma ilusión  (o más si cabe todavía), que aquella primera Temporada allá por el 2010.

Ojalá que nos queden muchos caminos por recorrer, mucha gente por conocer, mucha Sidra por tomar y muchas risas por echar. Y ojala que podamos disfrutar de vuestra-nuestra compañía durante mucho y mucho más tiempo.

Gracias a todos por ser como sois y ¡Felices Fiestas! ;-)

José Manuel.

 PD. «Numera, numera… viva la numeración…Pavo Real, uhhhh, Pavo Reallll, uhhhhh» «y el camino que lleva a Belén… tambor….ropopompón ropopompón…» (¡Salid de mi cabeza por dios, marchaos y déjame ya en paz…!) :-(

Ruta 74. Séptima Temporada, 2016/17: “Espacio Histórico Frente del Nalón” – 12/11/16

Enlaces de Interés:
Presentación en la TPA: Inauguración del Espacio Histórico Frente del Nalón –> https://www.youtube.com/watch?v=UNylryujdpw
Ayuntamiento de CANDAMO:
—————————————–
–> Rutas 1 y 2 (contiene muchas fotos) —> https://pateandoasturias.wordpress.com/2014/09/17/frente-del-nalon-y-ii/
—————————————-
Rutas Divulgativas —> http://1937.es/guerra-civil/?page_id=14
–> Mapa de los 3 Itinerarios —> http://1937.es/guerra-civil/?page_id=276
—————————————-
 
—————————————-
—————————————–
VÍDEOS:
—————————————-
- Otros  enlaces:

 

Ruta 73. Temporada 2016/17: “Puerto de la Cubilla – Tuiza” – 22/10/16

cubilla-tuiza-47

Hola Babelianos, Babelianas, Babeleños, Babelucos, ¡bienvenidos todos (propios y ajenos)!

Sí… sí… lo sé, ¡no hace falta que me lo recordéis! Llevaba tiempo sin escribir en el Blog. Mayormente en su momento por falta de tiempo y sobresaturación de cosas/Agenda (sobre todo en el final de la anterior Temporada) Pero también, para qué lo vamos a negar porque creo que escribir, como muchas cosas en esta vida, uno tiene que hacerlo cuando de verdad le apetece. Asín que por suerte y/o desgracia para vosotros hoy me ha dado por escribir.

Asín que vamos allá con la narración que lleva por nombre desde “Puerto de la Cubilla” hasta “Tuiza” y ya van 73 Rutas, ¡oiga!

El día empezó de la “peor” manera posible. Cómo no con el ruido del dichoso-/bendito despertador. Para que nos vamos a engañar: lo primero que pensé fue «¿quién ***** te manda meterte a ti en estas cosas y madrugar un Sábado a las 8 de la mañana…?»

Nota: Cámbiense los asteriscos por una palabra que empieza por “c” y que rima con “macarrones” XD

Como viene siendo normal un Sábado de Ruta a las 8 de la mañana pues toca preparar la Mochila y en mi caso también los Bocatas (es lo que tiene no haberlos hecho por la noche) Un desayuno frugal, pillar el Bastón antes de salir y ¡rumbo a la Escuela!

Mientras subía a la Escuela por la cuesta del Cristo (ahora que no nos oye naide) usé la táctica de “circular por la derecha para que te vean mejor si alguien sube“. Y os puedo asegurar que afortunadamente para mí dio resultado. Coincidí con Suca y me subió hasta la Escuela en su coche nuevo. ;-)

Cuando llegué a la Escuela ya estaba el autobusero (eran eso de las nueve menos 10, más o menos) y también algunos de nuestros compañeros montañeros. Aunque eso sí, todavía quedaba bastante gente por llegar. Ya sabéis que nosotros somos muy del “no me estreses no me metas prisa que ya voy y/o estoy llegando…“. Así que la gente fue llegando progresivamente con cuentagotas. Mientras el resto llegaban pues la consabida charla y cigarrillo mañanero. Por fin a eso de las 9:15 nos subimos todos al Bus. Ah, comentar para quien no fue que esta vez tuvimos un nuevo autobusero (del que para variar no recuerdo su nombre…) Supongo que al pobre Juancar (nuestro autobusero habitual) le habrían asignado algún chollo tipo “excursión del Imserso” o similar)

Nota: Antes de que se me olvidé, comentar que Sol se había llevado un CD Musical que “prometía” (risas) pero que al final no pudimos escuchar en el Bus. :-(

Además de nuevo autobusero también estrenábamos nuevo autobús. ¡Parecía de los buenos y todo!, ya que hasta llevaba de esas “puertas” que se levantan para guardar las cosas encima de los asientos (aunque en realidad es un coñazo, casi lo prefiero sin las susodichas puertas) Comentar que esta vez el Bus iba petao, petao, ¡lleno absoluto! (creo que el total son 54 Plazas) En el sector trasero del Bus (o “lado oscuro”) esta vez nos acompañaron unos amigos de Mapi (Amparo y el nombre de él ahora mismo no lo recuerdo pero ya lo preguntaré…) Entre charlas, risas y demás llegamos a la que sería nuestra parada (que como no podía ser de otra forma era para desayunar) que si no me equivoco fue en Campomanes. Allí llegamos 54 personas todas a la vez e “invadimos” el Bar ávidos de pinchos y caféses (menos mal que había 3 camareros y los pobres nos atendieron bastante rápido) Yo me tomé un mediano y un Pincho de Tortilla (que por cierto estaba muy bueno)

Una vez desayunados, meados y fumados (que mal suena lo de “fumados”….) todos otra vez al Bus y a continuar Ruta hasta el Puerto de la Cubilla. El tramo de Bus hasta la Cubilla fue….¿cómo lo definiría?, ¿angustioso, sinuoso, vertiginoso…? Vamos, que había mucha mucha mucha curva y bastante pendiente. Creo que muchos lo pasamos un poquito mal en ese Trayecto y no descartamos la idea de tener a mano una Bolsa de Plástico por lo que pudiera pasar. Yo iba “de aquella manera”, aguantando como pude, y a mi lado algun@ más pues más de lo mismo.  En fin… que después de un rato, que a algunos se nos hizo interminable, por fin llegamos al “Puerto de la Cubilla”. A bajarse del Bus, ponerse la Mochila y a empezar a caminar….

Aquí hay que hacer una importante aclaración: cuando salimos de Oviedo salimos con buen tiempo, día claro-despejado pero cuando llegamos a la Cubilla para nuestra desgracia el día no pintaba demasiado bien (climatológicamente hablando) Para que os hagáis una idea los que no fuisteis pues había lluvia, frío y aire. Una mezcla “explosiva” que casi casi cortaba las manos. Yo por primera vez en mi vida montañeril casi estuve a punto de ponerme los guantes y gorro de invierno que llevaba en la Mochila (a decir verdad no me los puse porque tenía que pararme, quitar la Mochila, abrir, poner, poner la Mochila otra vez, etc, etc, etc y para variar iba el último y no quise perder tiempo) Para colmo no llevaba mi super-mega Chubasquero pero llevaba una Cazadora con Capucha que me protegió bastante bien de la lluvia y el frio.

El comienzo de la Ruta (como no podía ser de otra forma), ¿adivináis como era…?, ¡pues sí, tó pa’rriba…! Para colmo había también algún tramo de piedra. Entre la cuesta y que uno no para de ir hablando y comentando las “jugadas”, paisaje y demás, ahora que no nos oye naide diré que a ratos iba un poco con la lengua fuera. Agradeceros y agradecernos a todos nosotros-vosotros-ustedes el que intentáramos caminar juntos y que la gente nos esperara, esperáramos. Se me había olvidado mencionar que además de lluvia, aire y frío también había NIEBLA y la niebla en el Monte es un tema delicado, asín que no era plan que nadie del Grupo se quedara descolgado. Y sí, esta vez los “últimos de la fila” hicimos un esfuerzo (pero pequeñito, ¡eh!, que tampoco era plan de estresarse) para caminar un poquito más rápido y que los de alante no tuvieran que esperar mucho por nosotros.

El Bastón fue de gran ayuda ya no tanto (que también) en el tramo de subida sino más bien en el tramo de bajada. Y vuelvo a decir lo mismo que he dicho varias veces: os quejáis, nos quejamos, de la subida pero la bajada es tan puñetera o más que la subida. Al bajar tienes que ir frenándote y cargando tu propio peso sobre tu rodilla y pie haciendo mayor esfuerzo y ayudándote con el Bastón. La bajada tenía bastante bastante pendiente, tramos de roca y tramos de barro-agua. Se trataba en muchos casos de ir buscando sobre la marcha el camino menos malo para ir bajando y combinar el “intentar acortar-atajar” un poquito cuando se podía con “elegir el camino más seguro”. Entre risas, tramos tó pa’rriba y tramos tó pa’bajo llegamos por fin hasta el punto previsto para comer: El Refugio “El Meicin”, en Las Ubiñas, a una altitud de 1.560 m. Esta vez no controlé demasiado la hora en la que empezamos a caminar y la hora en que llegamos, que llegué, al Refugio. Supongo que las dos, o dos y media.

Cuando llegamos “los últimos de la fila” la gran mayoría ya se había zampado el Bocata y/o estaban con el café. Afortunadamente pude comer el Bocata tranquilamente y sin prisa. Esta vez, que estuve pelín vago, me curré lo del Bocata lo justo: Queso y Chorizo, que en aquel momento me supo a gloria. A mi lado, en la mesa en la que estaba, tenía a Pepe, a Jim, Lidia, Paz, Marta (o Martita como todos la llamamos)  y alguno más que ahora no recuerdo. Además del Bocata me tomé un café, cortesía de Pepe. Luego tocó el cigarrito post comida-café y luego tocó la parte que más pereza daba…. ¡Volver a caminar!

La Niebla hasta entonces nos había acompañado, y nos acompañaba, durante todo el camino pero afortunadamente cada vez se iba disipando más y el ambiente “clareaba”. Se notaba como en las zonas más bajas no había niebla y ésta iba ascendiendo a las cumbres de las montañas. Incluso en algún sitio se intuía el sol, o resol, y producía un efecto curioso. Había una zona de la montaña, supongo que de piedra caliza y/o más blanca, que con la luz parecía como si estuviera nevado (tengo una foto bastante chula en la que se ve ésto, aunque no se llega a ver en su máximo esplendor como viéndolo en directo) Fue una pena que Doña Climatología no nos hubiera regalado un poco más de luz y claridad porque la Ruta era bastante chula. Desde diversos puntos podía contemplarse un vasto paisaje y los numerosos Montes aledaños. Pero bueno,. no nos podemos quejar (o al menos yo no me quejo) Afortunadamente la lluvia fue más bien algo anesdótico, tan sólo en el tramo del principio, y tanto frío como niebla poco a poco se fueron disipando.

Aunque al principio daba pereza hacer fotos por el frío y por el tiempo, en ese segundo tramo sí que le di un poco más de “vidilla” a la Cámara. Aún así no hice muchas fotos, pero alguna foto decente hay.

La Ruta acababa, como todos sabéis, en Tuiza, y como no podía ser de otra forma sabéis ¿dónde acabó…?, ¿sabéis dónde nos esperaban los compañeros montañeros que habián llegado los primeros…?, ¿en un Museo?, ¿en una Biblioteca, ¿viendo una Exposición de Pintura…? Vale, vale… no cuela. Pues sí, como siempre nos esperaba en un Bar. ;-)

Al llegar al Bar aprovechamos para rehidratarnos, usease Sidras-Cervezas-Cafesés y también para descansar. Al llegar al Bar me enteré de dos pequeños “accidentes-percances” que tuvimos:

- el primero (que pensé que era de coña), que resulta que el Bus que nos subió hasta la Cubilla tuvo una avería y nos tuvieron que mandar otro Bus.

- el segundo que nuestra compañera, montañera, Amparo había tenido un pequeño accidente y tenía tocado el “pie-tobillo”.

Mientras descansábamos en el Bar la pobre Amparo se puso un poco de hielo en el pie además de para calmar el dolor, que supongo debía tener, para evitar un mayor hinchazón.

Despues de ese “breve” y ¿merecido? descanso en el Bar otra vez todos pal Bus, rumbo a Oviedo. Y ahora que me acuerdo… El Bus que tenía las puertas esas arriba de los asientos donde se guardan las cosas era este último Bus (no el que nos llevó desde Oviedo) Este Bus era nuevo nuevo… Y lo más simpático es que gracias a nuestra compañera, montañera, Éncar nos enteramos todos que el Bus venía de una Boda, jajaja. Además el Bus, al menos en el sector trasero derecho traía hasta “Airbag / Mascarilla de Oxígeno”  (los que íbamos atrás sabéis de que hablo…) (risas) XD

De vuelta a Oviedo en el Bus recuperamos uno de esos hábitos que otrora tuvimos y que nuestra “Tita Carmen” tanto nos inculcó desde pequeños, digo…. desde el principio. Sí, otra vez nos dio por cantar lo más granado y herboso del cancionero español y/o babelianoril. Que si la de “Don Federico”, que si la del “Pobre Desiderio”, que si esta y que si la otra… Para no perder las buenas costumbres decir que no nos sabíamos ni una canción entera pero ¡que nos quiten las risas que nos echamos! A nuestro lado teníamos a nuestra compañera, montañera, Amparo con la patita estirada y bolsa de hielo encima. La pobre aún así no perdió su buen humor y cantó y se rió (no sé si con nosotros o de nosotros…) y para colmo la pobre ya estaba, está, contando los días que faltan para la próxima Ruta.

Lo dicho, que nos echamos unas buenas risas de vuelta a Oviedo.

Nota: dado el cambio que tuvimos de Bus a algunos les habían quedado cosas en el primer Bus (ropa de recambio y similares) y alguno hasta las llaves de casa y del coche. Sol-ete se puso en contacto con Dimas y dijo que nos lo llevaría todo el martes a la Escuela.

Nota 2: Confirmo que al final hoy lunes Dimas llevó las cosas a la Escuela (yo creo que ni en el “Cash Converter” ni en el “Rastrillo del Fontán” le dieron nada por ellas y por eso nos las devolvió…) (risas) XD

Luego, como no podía ser de otra forma, ese pequeño “Grupo de Resistencia” nos fuimos a re-rehidratarnos al Acebo, a echarnos unas risas y hablar de lo divino y de lo humano. (Bien sabe dios que íbamos a hacer un debate literario con charla coloquio y todo, pero finalmente por la poca asistencia de público se canceló y nos dimos a la bebida…. digo a la re-rehidratación…) XD

Y como digo siempre “lo que pasa en el Acebo  se queda en el Acebo” Asín que si alguno quiere saber que es lo que pasa en el Acebo sus invitamos a que el próximo día os quedéis y nos acompañéis.

Bueno, pues hasta aquí sería más o menos y a grandes rasgos (y siempre desde mi perspectiva y con lo que dan de sí mis 2 neuronas cuando hacen contacto) lo que aconteció ese Sábado día 22 de Octubre.

Ahora a modo de curiosidad decir que en principio sólo tenía previsto hacer el Vídeo Resumen de la Ruta pero no la Crónica. Hoy revisé mis fotos y me “agencié” alguna del Grupo de WhatsApp que habían colgado Pepe y Jim y también alguna de Carlos que creo que me agencié del Feisbuq. Como siempre hago intenté “cribar” un poco las fotos y con las que seleccioné hice un “collage”, les puse música e intenté contar una historia. Es increíble como sin haberlo preparado demasiado pueden llegar a empastar imágenes y música…

Luego, viendo el vídeo puedo decir que disfruté tanto o más que haciendo la Ruta. He podido ver  y fijarme en más detalles que a veces cuando caminamos nos pasan desapercibidos. Como digo muchas veces NO SABEMOS LO QUE TENEMOS y muchas veces por desgracia NO LO VALORAMOS. Viendo las fotos, y como digo pese al tiempo, se adivina la belleza de la Ruta. Y por suerte puedo decir que YO ESTUVE ALLÍ y yo DISFRUTÉ ESE PAISAJE. Yo disfruté de esas subidas, de esas bajadas, de las faldas de esas montañas y del verde de esas praderas. Yo disfruté de un bonito día y para colmo con la mejor de las compañías: VOSOTROS-NOSOTROS-USTEDES.

Ya sabéis que sin vosotros no somos nada ni naide. El Grupo lo conformamos todos, con nuestros defectos y nuestras virtudes, con nuestros miedos y nuestros temores, con nuestras risas y nuestra informalidad formal. Sabemos que no somos perfectos y ni siquiera con vuestra ayuda llegaremos a serlo (y tampoco aspiramos a ello, porque la perfección es demasiado perfecta, aburrida, anodina, insulsa…) y ya lo decía la canción…

Con una frase no se gana un pueblo
ni con un disfrazarse de poeta,
a un pueblo hay que ganarlo con respeto,
un pueblo es algo más que una maleta
perdida en la estación del tiempo,
esperando sin dueño a que amanezca

Gracias a todos por vuestra (grata) compañía y nos vemos en la próxima. ;-)

Gracias & Saludetes. ;-)

José Manuel.